31 oct 2020

Ir a contenido

las semifinales de Roland Garros

Nadal y Djokovic, ante el último muro en Roland Garros

"Rafa está con una actitud espectacular y preparado para el desafío", asegura Moyà

Jaume Pujol-Galceran

Rafa Nadal, tras ganar los cuartos de final en París.

Rafa Nadal, tras ganar los cuartos de final en París.

Diego Schwartzman y Stefano Tsitsipas serán el último muro que deben saltar Rafael Nadal y Novak Djokovic para entrar el domingo en la remozada Phillipe Chatrier y evitar una crónica anunciada en un atípico Roland Garros.

Nadal (15.00 horas, Eurosport) y Djokovic (no antes de las 17.00 horas) van a tener que trabajar duro. El campeón y todo su equipo son conscientes desde que llegaron a París ya hace dos semanas. «Confiamos plenamente en Rafa, veremos su mejor versión. Está preparado para lo que venga», decía ayer en una videoconferencia Carlos Moyà.

El exnúmero 1 mundial estuvo entrenando nuevamente en la pista número 2, con Nadal y junto a Francis Roig y su fisio Rafael Maymó. Haciendo los últimos ajustes a los golpes de cara al asalto final. Adaptados a Schwartzman, sí; pero también pensando en Djokovic, como «el revés cruzado» que saben  vital para hacer daño al argentino y especialmente al número 1 mundial, en un torneo atípico y diferente del conocido Roland Garros.

«No estábamos acostumbrados a ese frío, a veces polar, a las bolas, al techo o a jugar casi sin público. Todo esto choca, pero hay que adaptarse», valoraba Moyà que, de todas formas recordaba que «esto sigue siendo Roland Garros, la Phillippe Chatrier y al mejor de cinco sets».

Confianza total

Razones suficientes para apostar con los ojos cerrados por Nadal que, en este torneo, «es dificil de batir», decía convencido. A Moyà le habría gustado «un poco más de rodaje de partido pero cree que Nadal "está con confianza, con una actitud espectacular y preparado para el desafío". El exnúmero 1 era respetuoso con Schwartzman. «Tiene un talento impresionante, mucha calidad y confianza. Rafa deberá jugar muy bien si quiere ganarle». 

«Determinación y agresividad», es la actitud marcada por Nadal, consciente de que el Peque le intentará complicar el día. «Él sale con ventaja, me ganó en Roma y las condiciones del juego van mejor a su estilo este año», decía traspasando presión al rival. Schwartzman lo ve muy diferente. «Le gané en Roma pero antes me ganó siempre [nueve veces] y esta es su casa, aquí solo ha perdido dos veces en 15 años. Jugar a cinco sets contra él va a ser una eternidad», explicaba el Gigante como ya le llaman en Argentina, no por su estatura precisamente. 

Apoyo de Djokovic

Schwartzman tiene el apoyo de todo un país. Pero no solo de su gente. También Djokovic le animó. «En los vestuarios hablé con Diego y le dije que me impresionó ante Thiem. Le deseo lo mejor, se lo merece», desveló el número 1. Y lo mejor para Schwartzman también lo será para Djokovic, si el tenista argentino logra apartar a Nadal de la final.

Djokovic  lo sabrá antes de  enfrentarse a un rival que tampoco va a jugar  resignado. «Es uno de los mejores jugadores del mundo. Tiene un gran saque y una derecha potente, pero también es agresivo en la red, es rápido y se desplaza muy bien», valoraba Djokovic, ya sin las molestias en el cuello que tuvo ante Carreño.

 «Ya no soy un tenista Next Gen, soy un jugador adulto y preparado», le advirtió Tsitsipas, preparado para afrontar el reto.