27 oct 2020

Ir a contenido

protocolo médico

Cinco tenistas expulsados por coronavirus de la previa de Roland Garros

El valenciano Antonio Zapata, entre los afectados por la decisión de la organización del torneo

Jaume Pujol-Galceran

Una vista del logotipo de Roland Garros cerrado por el aplazamiento.

Una vista del logotipo de Roland Garros cerrado por el aplazamiento. / GETTY / AURELIEN MEUNIER

El torneo de Roland Garros no comienza bien. Cinco tenistas que debían debutar este lunes en la fase previa han sido descalificados por controles positivos de Covid-19. Entre los eliminados figura tenista valenciano Bernabé Zapata (144 mundial) que no podrá participar junto al serbio Pedjar Krstin, el estadounidense Ernesto Escobedo, el ouzbeko Denis Istomin y el bosnio Damir Dzumhur.

Los responsables de la federación francesa anunciaron la exclusión de esos jugadores de los cuales dos de ellos, de los que no se dan sus nombres, han dado positivo en los test realizados en París y los otros han estado en contacto directo con personas de su equipo técnico que si han dado positivo, como parece que es el caso de Zapata. El tenista valenciano ya ha regresado a España.

"Es un gran escándalo y una gran injusticia", ha valorado Petar Popovic, entrenador de Dzumhur (antiguo número 23 mundial), en unas declaraciones al diario 'L'Equipe'. El técnico del tenista bosnio sería uno de los que habría dado positivo, aunque él lo niega y asegura que en todos los controles pasados en Estados Unidos y Roma, incluso París, había dado negativo.
 
"Es un falso positivo y no me han dado la opción de un segundo contraanálisis. Seguro que si le pasa a Nadal, él tendría derecho a un segundo o un tercer positivo", se quejaba Popovic.

La regla

El protocolo previsto por la federación francesa de tenis ante un caso de positivo por coronavirus tiene previsto la expulsión del tenista que sea detectado, pero también del que ha estado en contacto directo con algún miembro de su equipo que sea positivo. En ese caso si han compartido habitación en el hotel el tenista, aunque no haya dado positivo, será descalificado y  confinado a una cuarentena de siete días.

Si el jugador no ha compartido habitación  y ha dado negativo la federación francesa podría permitirle seguir jugando el torneo  pero pasando cada día un control y con medidas extraordinarias de control de sus movimientos.

La detección de esos cinco casos pone en alerta a los organizadores del Grand Slam francés que comenzará el domingo 27 de septiembre porque la lista de jugadores detectados en la previa aún podría aumentar en las próximas horas por más positivos en el cuadro femenino de la previa. Los técnicos rastreadores han empezado a valorar los contactos que los cinco positivos ya detectados han tenido con otras personas desde que llegaron a París. Los 192 tenistas de la prevía tenían la obligación de presentar su prueba PCR y serológica a su llegada a la capital francesa, cuatro días antes de inicirse la fase previa.

La organización de Roland Garros había reducido drásticamente la presencia de público en el torneo al que solo podrán acceder 5.000 aficionados, únicamente en la central Philippe Chatrier, de los 11.500 que había anunciado anteriormente y con acceso controlado también a la pista Suzanne Lenglen y Simon Msthieu, segunda y tercera central, que ahora no podran tener público en las gradas.