28 sep 2020

Ir a contenido

Nueva baja en el circuito tenístico

Kyrgios renuncia al Abierto de Estados Unidos por el coronavirus

El polémico tenista australiano advierte que es momento de pensar "en la salud y la seguridad y no en el dinero"

Nick Kyrgios ha sido sancionado con una multa de 113.000 dólares por su actitudes lamentables en el partido contra el ruso Karen Khachanov.

Nick Kyrgios ha sido sancionado con una multa de 113.000 dólares por su actitudes lamentables en el partido contra el ruso Karen Khachanov. / Matthew Stockman/AFP

El australiano Nick Kyrgios ha renunciado al Abierto de Estados Unidos debido a los riesgos por la pandemia de coronavirus en ese país.

“No jugaré en el US Open este año. Me duele en el fondo... Pero estoy haciendo esto por la gente, por mis compatriotas, por los cientos de miles de estadounidenses que han perdido la vida, por todos", ha dicho en un video publicado en las redes sociales.

 

Kyrgios, que ya se había retirado del Masters 1000 de Cincinnati, se une así a su compatriota Ashleigh Barty, número 1 del circuito femenino,  en su renuncia al Grand Slam estadounidense. El tenista comentó que era hora de centrarse en "lo que es importante, que es la salud y la seguridad", aunque no hizo comentario alguno sobre la organización del torneo por mantener el evento. Kyrgios también se ha referido en su comunicado  a "jugadores egoístas", aunque sin nombrarlos: "Hay que trabajar todos juntos y no centrarse solo en ganar dinero".

Pide responsabilidad

"Si los jugadores quieren ir a Nueva York y jugar, es su decisión. Mientras que todos nos comportemos de forma adecuada y segura no habrá problemas. Hablo por ese camarero que no tiene una voz, por las limpiadoras , por aquellos que limpian y desinfectan los vestuarios. Estas son las personas que necesitan que vuelva el tenis de manera adecuada, que necesitan recuperar sus trabajos por delante de cualquier cosa", valora el  tenista.

"Necesitamos apoyarnos los unos a los otros. No podemos estar pidiendo dinero y bailando encima de una mesa, buscando un salario y con el objetivo de que la siguiente exhibición salta adelante, Debemos tener eso en cuenta y ayudar para que el tenis vuelva a la normalidad lo antes posible. Hay que pensar en los demás por una vez. De esto se trata con este virus. La clasificación mundial o el dinero no son importantes. A los jugadores que piensan de otra forma les digo que buena suerte, pero juegan bajo su propia responsabilidad", concluye el tenista australiano, actualmente número 40 del ránking mundial.