08 ago 2020

Ir a contenido

Primera competición post coronavirus

El Vall d'Hebron acoge el regreso del tenis español

Sin Nadal, y con la duda de Bautista, el torneo barcelonés contará con Carreño, Ramos, Andújar, Davidovich, Carballés, Martínez y Munar

Jaume Pujol-Galceran

Pablo Carreño celebra un triunfo logrado en Estoril (Portugal).

Pablo Carreño celebra un triunfo logrado en Estoril (Portugal). / jose sena GOULAO (efe)

La central de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 será el escenario en el que este viernes (10 de julio) el tenis profesional español salte de nuevo a la pista después de que la actividad del circuito quedase suspendida desde el pasado 16 de marzo por la pandemia del coronavirus.

Las instalaciones del Club Municipal de Tennis de la Vall d’Hebron acogerán el primer torneo de la Liga Mapfre que la Federación Española de Tenis decidió poner en marcha para ayudar a los tenistas en un largo parón que se ha alargado más de cuatro meses. La competición debía haberse disputado en las instalaciones del Club Tennis Lleida, pero la decisión de la Generalitat de Catalunya de confinar la comarca del Segrià ante el rebrote de positivos en la zona obligó a suspender el torneo y buscar con urgencia un nuevo escenario.

Bautista, duda

Inicialmente participarán los mismos tenistas anunciados en Lleida con la duda de Roberto Bautista (número 12 mundial), que antes de conocerse la suspensión de Lleida ya había aceptado una invitación para participar en el torneo montado por Dominic Thiem en Kitzbuhel que comienza este martes y finalizará el 11 de julio. Solo una eliminación  rápida del tenista castellonense le permitiría jugar en Barcelona.

“Estamos muy agradecidos a todos los jugadores que jugarán y entendemos que a este nivel todos tienen sus planes de preparación y compromisos. Bautista, si puede, estará en Barcelona y ya ha confirmado su presencia en Valencia (segunda cita de esta gira). Afortunadamente tenemos muchos top 100 y el espectáculo está garantizado”, ha valorado Miguel Díaz, presidente de la federación española, en la presentación del torneo en el Museu de Tennis Català en el Vall d’Hebron.

Díaz  restó importancia al hecho de que jugadores como Rafael Nadal o jugadoras como Garbiñe Muguruza o Carla Suárez, en el torneo femenino que comienza la próxima semana en Platja d'Aro, hayan declinado participar. "Estos torneos los hemos hecho para ponerlos al servicio de nuestros jugadores y jugadoras, pero cada uno tiene una forma de ver su preparación e igual entienden que deben prepararse para competir en septiembre y no quieren empezar a competir ahora", destacó.

Los jugadores confirmados, a la espera de Bautista, son Pablo Carreño (25 mundial), Albert Ramos (41), Pablo Andújar (53), Alejandro Davidovich (96), Roberto Carballés (99), Jaume Munar (105), Pedro Martínez (178) y Bernabé Zapata (212), como posible reserva de Bautista.

Entradas a 10 euros

El torneo se disputará por equipos, elegidos por los dos primeros jugadores del ránking y con el sistema de la Laver Cup, que repartirá 1 punto por victoria la primera jornada, 2 en la segunda y 3 en la tercera. Los encuentros (tres individuales y un doble por jornada) comenzarán a las 17 horas y algunos de ellos serán retransmitidos en directo por Teledeporte. El precio de las entradas será entre 10 y 50 euros y pueden comprarse ya en la página web de la Federació Catalana de Tennis. La capacidad del aforo ha quedado fijada en mil personas.

“Esperamos que sea una gran fiesta. Ha sido un reto organizarlo en tan poco tiempo”, ha explicado Jordi Tamayo, presidente de la federación catalana, que ha apuntado las medidas sanitarias que se seguirán para aficionados, con mascarilla y jugadores que pasarán test PCR por el covid-19. “Ante todo está la seguridad”, ha asegurado, en recuerdo de lo sucedido con los positivos en el Adria Tour, organizado por Novak Djokovic. “Eso ha hecho un gran daño al tenis”, ha destacado Díaz. 

Temas Desescalada