11 jul 2020

Ir a contenido

INNOVACIÓN EN LA PISTA

Cómo romper con todo para rejuvenecer el tenis

Un torneo ensaya con nuevas reglas y tiempo limitado para captar al público joven a un deporte seguido por aficionados de 51 años de media de edad

Jaume Pujol-Galceran

Patrick Mouratoglou (derecha), entrenador de Serena, y promotor de la idea 

Patrick Mouratoglou (derecha), entrenador de Serena, y promotor de la idea  / TWITTER

Temporalmente cerrada la temporada tenística hasta el 31 de julio y a la espera de lo que pueda pasar en el resto del 2020, los tenistas han empezado a participar en exhibiciones por distintos países para mantener viva la llama de un juego que lleva apagado hace más de dos meses. Entre esas competiciones, la más novedosa por su formato es la Ultimate Tennis Showdown que este fin de semana comenzaba a disputarse en Niza montada por Patrick Mouratoglou, entrenador de Serena Williams.

Todos los tenistas participarán en una liga de todos contra todos y una fase final eliminatoria desde cuartos de final que durará cinco fines de semana con una reglas y puntuaciones nuevas. Los partidos se disputarán en cuatro cuartos de 10 minutos  y por puntos (estilo básquet). No habrá juegos ni el sistema de puntuación tradicional.

Cada cuarto (set) lo ganará el jugador que haya conseguido más puntos al final del tiempo reglamentado. Si el último punto está en juego todavía se terminará de disputar y si hay empate de puntos se jugará otro punto. Los jugadores sacarán dos veces seguidas de forma alternativa y solo dispondrán de 15 segundos (ahora son 25) para ejecutarlo.

Los dos jugadores que ganen más puntos  en la totalidad de sus partidos pasarán directamente a semifinales y los seis siguientes de la clasificación deberán jugar una ronda eliminatoria previa y de cuartos de final.

Esta novedad de puntuación por puntos y tiempo, permite el control del partido de cara a las retransmisiones televisivas, uno de los principales problemas del tenis ante duelos de larga duración. Tampoco se sancionará romper o tirar la raqueta ni protestar al árbitro o encararse con el rival. “El tenis es espectáculo y debe aprovecharse tanto de jugadores impulsivos y geniales como Kyrgios o pacientes y tranquilos com Goffin”, valora Mouratoglou.

Cartas comodín

 Entre las nuevas normas habrá cartas comodín en la que el jugador podrá privar a su adversario de un segundo servicio o conseguir dos puntos por un golpe ganador. Esas cartas las tendrá en su poder el entrenador del tenista que decidirá cuando utilizarlas durante el partido. El técnico tendrá también la opción de hablar con su jugador mediante un micro y en los cambios de cada cuarto ambos podrán ser entrevistados.

 

Mouratoglou cree que estos cambios pueden permitir que el tenis se acerque a una sociedad que está cambiando y a una juventud que "deben ser los próximos fans” que consume las redes sociales, los vídeos y que “podría atraerse con esos escenarios más cortos de tiempo, más dinámicos y más emocionantes”.

Un laboratorio de futuro

Los aficionados al tenis han envejecido (la edad media es de 51 años) y  en los partidos actuales solo se juega realmente un 20%  del tiempo total en pista”, valora el técnico francés que presenta su novedoso torneo como “un laboratorio” para probar cambios para el futuro del tenis. “No estoy en contra del tenis actual, lo amo, pero creo que es necesario un rejuvenecimiento o, al menos, otro circuito paralelo con nuevas normas”.

Poner en práctica ese nuevo formato y reglas en una exhibición no parece problema pero romper la tradición de un deporte centenario no está tan claro a corto ni medio plazo.

El técnico francés cuenta para el torneo con Dominic Thiem (número 3 mundial), Stefano Tsitsipas (6),  Matteo Berrettini (8), David Goffin (10), Benoit Paire (22), Richard Gasquet (50), Feliciano López (56), Lucas Pouille (58), Alex  Popyrin (103) y Dustin Brown (239). Eurosport 1 (16.00, horas) retransmitirá el torneo que, de momento, se jugará sin público en las gradas. La primera jornada de este sábado ha tenido que ser suspendida por la lluvia.