26 may 2020

Ir a contenido

LA PANDEMIA Y EL DEPORTE

Nadal: "No entiendo que no podamos jugar, la gente está yendo a trabajar"

El tenista dice comprender al Gobierno pero destaca que en su deporte se mantiene una "distancia grande de seguridad"

Rafa Nadal, en una rueda de prensa en enero pasado.

Rafa Nadal, en una rueda de prensa en enero pasado.

El tenista español Rafa Nadal dice que no entiende "muy bien" el que no puedan jugar al tenis durante la pandemia del coronavirus mientras "está yendo la gente a trabajar", aunque también asegura comprender la complicada forma de actuar del Gobierno en una "situación sin precedentes", y demandó estar "unidos y buscar soluciones para que la gente sufra lo menos posible".

"No entiendo muy bien por qué no podemos jugar al tenis cuando mucha gente está yendo a trabajar y más en este deporte en el que mantenemos una distancia grande de seguridad con uno en cada lado de pista, pero entiendo que la situación es muy crítica y que el Gobierno está desbordado por una situación sin precedentes y en lo último en lo que piensa es en quien puede entrenar", señaló Nadal en un directo en su perfil oficial de Instagram.

El balear indicó que no está "jugando al tenis" en este momento de confinamiento. "No tengo una pista en casa, lo echo un poco de menos. Desde la Academia me mandaron algunas máquinas y estoy siguiendo mis rutinas diarias porque creo que es importante tener la cabeza y el cuerpo despierto, y es lo que estoy intentando en todo momento", apuntó.

El futuro

El número dos del mundo fue preguntado sobre lo que le gustaría hacer en el futuro y dejó claro que su deseo es "seguir jugando de momento al tenis". "Es lo a día de hoy me apetece y la realidad es que estoy con ilusión de volver al circuito", reconoció.

"Para el futuro tengo bastantes cosas en la mente como viajar porque he viajado mucho, pero no he conocido muchos lugares, tengo la Academia y la Fundación, que van a ser una parte muy, muy importante de mi futuro y quiero estar más encima de estos proyectos que ahora", añadió el de Manacor.

El 12 veces ganador de Roland Garros recordó que ahora "toca una época de responsabilidad porque va a ser difícil volver a jugar a corto plazo". "Pero tenemos la confianza de que cuando volvamos todo va a salir bien", remarcó.

Sobre su motivación, Nadal subrayó que es "muy sencilla de entender". "Me siento muy afortunado por las experiencias que he podido disfrutar gracias al tenis y sinceramente quiero seguir haciendo las cosas que me gustan. No me importa si consigo muchas cosas o no, me gusta jugar al tenis, la competición. Tengo que estar listo para cuando volvamos a jugar", recalcó.

También habló de rivales de su niñez como Andy Murray, Richard Gasquet Jo-Wilfried Tsonga, con los que compartió "momentos inolvidables" y con los que se divirtió "mucho". "Es genial estar ahora juntos en el circuito porque hicimos nuestros sueños realidad", confesó.

Nadal insistió en que en las dos primeras semanas de confinamiento le fue "difícil de entender lo que estaba pasando" y que le costó mantenerse "positivo viendo las noticias y con gente sufriendo tanto", aunque ahora está mucho "más positivo" y colaborando en acciones para ayudar a través de su Fundación o con la iniciativa que impulsó junto a Pau Gasol para colaborar con Cruz Roja.

Confinados en la Academia

Del mismo modo, se mantiene "en contacto con los 85 chicos y 70 trabajadores" que se quedaron confinados en su Academia. "Estoy muy orgulloso de todos, tener el cariño y la atención de estos trabajadores seguro que les ayuda a superar un periodo realmente duro. Mi consejo para ellos es que intenten mantener la disciplina y la pasión. No pueden hacer su vida normal, pero están un poco mejor porque están dentro de la Academia y pueden compartir estos momentos con amigos", advirtió.

"Es duro ver cuantas familias están perdiendo algún miembro y no pueden decirle adiós, no puedo imaginar lo duro que es, así que todo mi apoyo para todos ellos, y también para los están perdiendo su trabajo y los sanitarios", resaltó el tenista español.

"Vamos a seguir sufriendo en el futuro y va a ser un periodo muy duro para muchas familias y es el momento estar unidos y de buscar soluciones para que la gente sufra lo menos posible. Vamos a pensar que las cosas van a mejorar cuanto antes, ojalá que así sea", agregó.

Momentos divertidos

Rafa Nadal dejó muchos momentos divertidos y anecdóticos durante esta conexión, la primera que hacía desde esta red social, y que tuvo 'invitados' inesperados en las figuras del suizo Roger Federer, el escocés Andy Murray o su compañero de dobles Marc López.

El de Basilea volvió a dejar clara su buena sintonía y amistad con el balear, con el que compartió unos minutos de distendida charla en el que ambos relataron cómo están llevando el confinamiento. Además, Federer, que en el momento de la crisis de la pandemia estaba de baja tras operarse de la rodilla, afirmó que la rehabilitación estaba yendo "mejor de nuevo" después de haberse ralentizado un poco tras las primeras seis semanas y que ahora no tenía "ni estrés ni prisa".

El momento más divertido fue cuando Nadal le insistió a su rival que era una "leyenda" que él pudiese jugar con la derecha por ser diestro de forma natural. El mallorquín le explicó al suizo que hace todo con la derecha, pero que al tenis juega con la izquierda después de empezar golpeando a dos manos el revés y el 'drive', y de haberse habituado a hacerlo con la zurda. "Entonces no puedo enfadarme, es algo natural, está bien", replicó entre risas el ganador de 20 'Grand Slams'.

El momento de ser padre

Tras despedirse del de Basilea, fue el turno de Andy Murray, con el que también conversó de forma relajada. El de Manacor se interesó por el estado de salud del escocés y al que incluso invitó a jugar online para entrenar para el Mutua Madrid Open virtual que se va a disputar a finales de abril. "No estoy en el juego y tendría que elegir a otro", le advirtió el de Dunblane. "No hay problema, puedes elegir a otro, quizás Nick", bromeó Nadal en relación a Kyrgios, con el que no tiene la mejor de las relaciones.

Además, de forma distendida, el británico, padre de tres niños, le aconsejó aprovechar la tranquilidad de las noches. "Espero estar en tu situación dentro de no demasiado", puntualizó sonriente el número dos del mundo.

Finalmente, y antes de que se terminase la hora de conexión, también pudo entablar una pequeña charla con Marc López, que le subrayó que el número de personas que estaban viendo el directo había bajado sensiblemente. "Evidentemente es mi culpa, no es que tengas menos carisma que Roger", resaltó entre risas Nadal. "Ellos eran mis teloneros", aseguró el catalán.