17 feb 2020

Ir a contenido

Triunfo en Melbourne

Nadal vuela para entrar en los octavos de final en Australia

El número 1 se ha impuesto a Pablo Carreño en poco más de una hora y media cediendo solo siete juegos

Jaume Pujol-Galceran

Rafa Nadal, durante su partido contra Pablo Carreño.

Rafa Nadal, durante su partido contra Pablo Carreño. / EFE / ROB PREZIOSO

Un sol brillante, 28 grados de temperatura y bola viva, cómo le gusta a Rafael Nadal. Las mejores condiciones. Y no las desaprovechó el número 1 mundial que voló sobre la central Rod Laver Arena para acceder a los octavos de final del Abierto de Australia con una exhibición de juego ante Pablo Carreño al que se ha impuso por 6-1, 6-2 y 6-4.

En 1 hora y 38 minutos, Nadal desvaneció las dudas que podía tener tras sus dos primeros partidos en Melbourne ante el boliviano Hugo Dellin y el argentino Federico Delbonis. La estadística de partido no dejaba dudas del cambio de juego de Nadal y Carreño pagó las consecuencias. Solo 7 errores no forzados, 42 golpes ganadores, un 88% de puntos con el primer saque, de ellos 9 ‘aces’ y sin ningún punto de ‘break’ en contra.

 

"Necesito mejorar, es evidente", admitió Nadal tras superar la segunda ronda ante Delbonis. Dos días después cumplió su promesa. "He vuelto a jugar al nivel que lo venía haciendo un tiempo atrás. Es un paso adelante muy importante", destacó.

Fue un partido perfecto desde el primer punto en juego en el que Nadal rompió el servicio de Carreño para poner la directa y decidirlo en media hora, cediendo solo un juego. Uno más dejó escapar en la segunda manga y otros cuatro en el tercer y deinitivo set ante un Carreño que se marchó de la pista sin saber tampoco que había hecho mal. El tenista asturiano quiso jugarle de tú a tú a Nadal. Le planteó un pulso valiente pero se encontró con el Nadal de las grandes citas.

Martillo implacable

El número 1 le aguantaba y le ganaba casi todos los rallis de fondo. Si Carreño pegaba duro, Nadal respondía con más fuerza y más precisión. Su derecha fue un martillo implacable en el paralelo y en el cruzado, igual que con el revés, especialmente el cortado como recurso táctico. Con el saque solo perdió 8 puntos en todo el partido y con el resto le rompió cinco veces el servicio al asturiano. Una exhibición.

Nadal se enfrentará en la próxima ronda, el lunes, al  ídolo local Nick Kyrgios que salió victorioso de un maratón a cinco sets y más de 4 horas ante el y ruso Karen Khachanov al que derrotó por por 6-2, 7-6 (5), 6-7 (6), 6-7 (7) y 7-6 con 10-8 en el 'super tie break', estipulado por los organizadores del Abierto de Australia para decidir un partido al quinto set.

Polémica con Kyrgios

Ante la posibilidad a enfrentarse a Kyrgios, un rival que suele ser muy crítico con el número 1 y que en su anterior partido bromeó sobre los gestos de Nadal cuando saca, no quiso entrar en polémica. “Kyrgios es un tenista con un gran talento y uno de los mejores servicios del mundo, es difícil de jugar contra él y tiene variedad en todos los sentidos. El circuito necesita jugadores como él, pero cuando hace otras cosas no me gusta”, comentó sobre el polémico tenista australiano.

Nadal y Kyrgios están muy igualados en sus enfrentamientos. El número 1 le ha ganado en cuatro ocasiones de las tres que se han enfrentado. La última fue en el pasado Wimbledon (6-3, 3-6, 7-6, 7-6) mientras que Kyrgios lo venció por última vez en Acapulco, a principios del año pasado (2-6, 7-6, 7-6). 

El tenista australiano también reconoció la grandeza de su próximo rival. "Es un grande en la historia del tenis", recalcó Kyrgios que acabó destrozado tras el esfuerzo. "Me da la impresión que tengo 40 kilos de peso en cada pierna", le dijo a Jim Courier que le entrevistó en la pista. 

Derrota de Verdasco

Nadal volverá a ser el único representante español en los octavos de final masculinos del Abierto de Australia en el que el pasado lunes empezaron el torneo 12 tenistas españoles. Fernado Verdasco tampoco podrá acompañar al mallorquín después de ser eliminado por el alemán Alexander Zverev (séptimo del mundo) por 6-2, 6-2 y 6-4.

Los resultados del Abierto de Australia