29 sep 2020

Ir a contenido

a semifinales contra Australia

Nadal tira de orgullo y de VAR en la ATP Cup

España derrota a Bélgica en cuartos tras la derrota del mallorquín contra Goffin y el épico triunfo en el dobles con Carreño

José María Expósito

Nadal y Carreño celebran la victoria en el doble y la clasificación para las semifinales.

Nadal y Carreño celebran la victoria en el doble y la clasificación para las semifinales. / REUTERS / Ciro De Luca

Con emoción, inteligencia y agonía, España logró este viernes el pase a las semifinales de la ATP Cup (en las que espera la anfitriona, Australia) al derrotar a Bélgica en una larga eliminatoria resuelta en el 'supertie-break' del partido de dobles. Roberto Bautista sumó el primer punto con rotundidad ante Kimmer Coppejans (6-1, 6-4), pero Rafael Nadal se vio sorprendido por David Goffin (6-4, 7-6) y tuvo que emplearse a fondo en el dobles junto a Pablo Carreño, donde no solo tiró de físico sino de astucia, al sumar un punto decisivo recurriendo al videoarbitraje para ganar por 6-7, 7-5 y 10-7. 

Una de las novedades de este remozado torneo es la revisión en vídeo de jugadas, que se suma al ojo de halcón. Nadal ya tiró de él contra el uruguayo Pablo Cuevas para demostrar que el juez cantó 'out' antes de que él dejara pasar la bola, y ante los doblistas belgas Joran Vliegen y Sander Gille volvió a demostrar que está atento a todo.

Era un momento crucial del partido. Tras un igualado primer set que se decantó del lado belga en el 'tie-break', el segundo iba por los mismos derroteros hasta el 5-5. La pareja española se puso con 0-40 y Vliegen salvó la primera de las bolas de 'break' con un 'smash' en la red. Tan encima, que Nadal pidió la revisión. El vídeo confirmó lo que había intuido. La raqueta del jugador belga había sobrepasado la red. Rotura para España, consolidada con el siguiente servicio de Nadal y resuelta favorablemente en la supermuerte súbita (un 'tie-break' a 10 puntos).

Nadal celebró el punto del VAR sentado ya en el banquillo español con enorme rabia, consciente de haber dado un golpe de timón a una jornada que se había complicado. Ante Goffin, que le ha ganado los dos duelos en pista dura (el balance global es de 4-2 para Nadal), el mallorquín vio truncada una racha de 16 partidos invicto (desde su derrota contra Alexander Zverev en el primer partido de la Copa Masters).

Tras no ceder ni un solo set en este torneo, el número 1 mundial dio mostró síntomas de cansancio ante el 11º. Bélgica había logrado el pase a cuartos tres días antes y no tuvo que moverse de Sidney, mientras que España, que jugó el miércoles contra Japón, tuvo que viajar desde Perth, a 4.000 kilómetros y tres husos horarios.

Exigencia física

"He sufrido mucho físicamente. Sudaba mucho y me quedaba sin energía", explicó un Nadal que está haciendo las delicias de la realización televisiva con sus estallidos de sudor en cada saque. En Sidney se han alcanzado los 35 grados.

En este mismo Ken Rosewall Arena, y de nuevo con un día menos de descanso, el equipo español se enfrentará este sábado (desde las 8.30 horas. TDP) a la Australia de Nick Kyrgios y Álex de MiñaurSerbia y Rusia disputarán esta misma madrugada (de viernes a sábado, desde las 01.00 horas. TDP) la otra semifinal.

Temas Rafa Nadal