Ir a contenido

CUARTOS DE FINAL DE LA COPA DAVIS

Otra exhibición de Nadal conduce a España a semifinales

El equipo liderado por el mallorquín se enfrentará a Gran Bretaña después de ganar en el punto de dobles a Argentina

Alejandro García

Rafa Nadal celebra un punto en la eliminatoria ante Argentina en la Copa Davis.

Rafa Nadal celebra un punto en la eliminatoria ante Argentina en la Copa Davis. / AP

Gracias a otro desempeño inconmensurable de Nadal, España jugará este sábado por la tarde la semifinal de la Copa Davis tras superar a Argentina en un agónico partido resuelto en el tercer set. Insuperable en la red y sólido en el servicio, Granollers fue el complemento ideal para ganar y provocar que se agitaran de rabia camisetas albicelestes en la grada con el 10 de Messi, pero el genio sobrenatural del tenis se llama Rafa Nadal. “Ha sido un día duro, pero cuando estás en esta situación es lo que toca hacer”, reconoció el número uno del mundo entre el cansancio y la satisfacción. “No hay tiempo de disfrutar, solo de descansar”, remató.

Después del respetuoso minuto de silencio que se guardó por el fallecimiento de Ximo Bautista, causa de la baja de Roberto para un partido que afrontó Pablo Carreño con una energía desbordante. “Esta victoria va para Roberto”, quiso reflejar un Nadal muy afectado antes de cerrar la comparecencia. El asturiano demostró de inicio ser superior a Pella desde el fondo de la pista, pero el argentino no bajó en ningún momento la intensidad y aprovechó cada hueco que encontró en el juego de un Carreño que se fue diluyendo hasta terminar desfigurado (6-7, 7-6, 6-1).

Los nervios de Carreño

El primer partido de la eliminatoria fue muy igualado, con tensión y animosidad creciente en el público. España se apuntó el primer set en el desempate (Carreño lo celebró como si fuera la victoria final), perdió de la misma forma en el segundo y, ya por encima de las dos horas de partido, el asturiano terminó subyugado hasta el 6-1 del set definitivo del tercer set. “Me han jugado una mala pasada los nervios, he pegado un bajón físico por los nervios”, reconoció el asturiano.

La pista se fue poblando de aficionados españoles con el paso de los juegos y, en los momentos decisivos del partido de Carreño, ya estaba llena e inmiscuida al máximo en el juego, como lo estuvo la animación y el banquillo argentinos desde el inicio, una simbiosis musical que contribuyó trascendentalmente a generan el primer gran ambiente del torneo en Madrid.

El ciclón Nadal

Rafa Nadal había abandonado la pista al inicio del primer partido, como si ya supiera que tenía que fomentar su concentración para remontar otra eliminatoria para España. El número uno español salió a la pista en el segundo turno, desplegó un juego inconmensurable y solventó el duelo ante Diego Schwartzman en menos de una hora (6-1, 6-2) para empatar y llevar otra eliminatoria española al duelo de dobles.

Doble decisivo

La elección del capitán Sergi Bruguera para el punto decisivo volvió a ser la pareja Rafa Nadal-Marcel Granollers, y el duelo de dobles volvió a ser una oda a la igualdad que reventó Nadal en el primer set con un golpe soberbio, aún en los primeros juegos, para encaminar un set que cerró el equipo español en 6-4. 

Los argentinos Leo Mayer y Machi González reaccionaron, iniciaron el segundo parcial con una rotura de servicio español y llevaron el partido al set definitivo.

La tensión se palpaba en la pista central de la Caja Mágica, pero la pareja española arrancó el parcial plena de intensidad y confianza, rompió el servicio argentino en la primera ocasión que tuvo, mantuvo la ventaja a base de raza y terminó imponiéndose (6-4, 3-6 y 6-3 en casi dos horas y media) gracias al remedio natural Nadal, que solventa todos los males. 

El rival de España en semifinales, este sábado no antes de las 17.30 horas, será una inmensa Gran Bretaña que consiguió el triunfo más sólido de los cuartos de final, con un contundente triunfo 2-0 ante Alemania.