Ir a contenido

TORNEO DE MAESTROS

Tsitsipas y Thiem jugarán una final inédita en Londres

Jaume Pujol_galceran

Stefanos Tsitsipas celebra la victoria ante Federer en Londres.

Stefanos Tsitsipas celebra la victoria ante Federer en Londres.

Los tiempos están cambiando. Al menos en la Copa Masters. Ni Novak Djokovic ni Roger Federer, dominadores sobre la pista del O2 Arena de Londres estarán la final de un torneo en el que se han repartido 11 títulos. Si el tenista suizo cerró el paso a Djokovic el pasado jueves, este sábado ha sido el griego Stefanos Tsitsipas quien le ha dado con la puerta en los morros a Federer al derrotarle por 6-4 y 6-3. Este domingo (19.00 horas, Movitar) se jugará el título con el austriaco Dominic Thiem, en una final inédita, después de que se impusiera en la ota semifinal al alemán Alexander Zverev, campeón el año pasado, por 7-5 y 6-3.

A sus 38 años, Federer se ha encontrado al otro lado de la red con un rival que parece una réplica de su juego, aunque con 17 años menos. Y no es la primera vez que el suizo cae ante Tsitsipas. Ya lo sufrió a principios de año en el Abierto de Australia cuando el griego le eliminó (6-7, 7-6, 7-5 y 7-6). 

 

No ha empezado bien Federer. Nada que ver con la salida de caballo que tuvo hace un par de días ante Novak Djokovic. El tenista suizo ha perdido su servicio en el tercer juego y ha ido a remolque del marcador y ha desaprovechado hasta seis puntos de 'break' para recuperar esa desventaja. Uno en el primer juego, tres en el séptimo y dos más en el noveno.

En ese último ha desplegado su mejor tenis durante 13 minutos para intentar evitar que Tsitsipas se apuntara el set. Pero el griego ha salvado las dos ocasiones en contra y se ha apuntado la manga en la séptima ventaja que ha tenido. En cada ocasión de peligro, el griego sacaba su poderoso servicio para recuperar la pista y decidir tanto con su derecha como con el revés.

Debutante y finalista

En la segunda manga no han mejorado las cosas para Federer. El suizo ha vuelto a perder el servicio muy pronto en el tercer juego (0-40) y se ha visto otra vez a rebufo de Tsitsipas. Pero después de 64 minutos Federer ha conseguido el primer 'break' después de 9 puntos de 'break' perdidos. El  O2 Arena ha explotado y coreado su nombre. Es su casa, casi como Wimbledon. En ese escenario el exnúmero 1 mundial ha ganado seis títulos y ha alcanzado 16 de 17 semifinales (sólo en el 2008 no estuvo en la penúltima ronda).

No ha sido suficiente ese 'break'. Tsitsipas lo ha recuperado en el siguiente juego (3-2). Federer no se encontraba cómodo y cometía demasiados fallos, especialmente con la derecha, su mejor golpe con el que ha acumulado 17 de los 26 errores no forzados que ha hecho en el partido. Demasiados. El tenista griego ya no ha  dejado escapar la ventaja para convertirse en el primer tenista de su país que jugará una gran final. 

Tsitsipas ha certificado su victoria con un  'ace' final. 'Strangers thinks" ha escrito en el objetivo de la cámara de televisión el griego, feliz por su triunfo. "Es un sueño hecho realidad. He visto tantas veces ganar a Federer en este escenario por televisión que haberle derrotado hoy es increíble", ha destacado Tsitsipas. Menos contento se ha ido de la pista Federer que nuevamente ha dejado escapar una oportunidad. Desde el 2011 el suizo no ha jugado una final en la Copa Masters. El tiempo no pasa en balde.

"Algo irreal"

En la otra semifinal de la noche Thiem demostró su gran momento de forma imponiéndose a Zverev, tras ganar en la fase de grupos a Federer y Djokovic. El tenista austriaco, aunque resfriado, volvió a dar sobre la pista una lección de regularidad y acierto ante un Zverev, defensor del título, que se vio impotente de frenarle y que llegó a desesperarse tirando su raqueta al suelo tras perder el primer set con una doble falta.  En la segunda manga Thiem mantuvo su presión e intensidad para hacer el 'break' decisivo (4-2) y apuntarse el triunfo.

"Es algo irreal para mí. Es uno de los torneos más prestigiosos del año, y tengo la oportunidad de jugar la final. Vencer al defensor del título, a un buen jugador, a un jugador increíble, siempre es un gran logro y estoy muy, muy contento",  dijo Thiem.

Thiem se enfrentará hoy a un rival también en gran forma como el griego Tsitsipas que, a los 21 años y debutante del torneo jugará la final.  Thiem domina por 4-2 a Tsitsipas. En el torneo de dobles jugarán la final los franceses Pierre Hughes Herbert Nicolas Mahut ante el surafricano Raven Klaasen y el neozelandés Michael Venus.

Temas: Roger Federer