Ir a contenido

COPA DE MAESTROS LONDRES

Rafa Nadal se enfada en rueda de prensa por una pregunta sobre su boda

El tenista manacorí fue preguntado por si su reciente enlace matrimonial podía estar afectando en su rendimiento ante el alemán Zverev

El nº 1 del mundo, que, en principio, pensó que la pregunta era una broma, polemizó con dureza con el periodista que planteó la cuestión

El Periódico

Rafael Nadal, en París.

Rafael Nadal, en París. / EUROPA PRESS

El tenista español Rafa Nadal, de nuevo nº 1 del mundo, se molestó por una pregunta de un periodista en rueda de prensa al terminar el partido de su debut en el Masters de Londres ante el alemán Alexander Zverev, nº 7, que le derrotó contundentemente por 6-2 y 64. El  balear concluyó con un "esto es una mierda" cuando le preguntaron si su boda le había distraído en la preparación del partido. A Nadal no le gustó nada este tipo de pregunta, ya que seguramente se excedía al entrar en su ámbito privado.

Nadal, que anteriormente había reconocido haber jugado un mal partido e, incluso, reconoció que no tenía problemas físicos, consideró, en una primera instancia, que el periodista que realizaba la pregunta lo hacía en broma. "¿De verdad es una pregunta en serio? ¿De verdad me estas haciendo esta pregunta?", lo que, a continuación, se convirtió en una dura respuesta.

Pregunta inesperada

Un periodista le preguntó sobre si su concentración en el tenis ahora era distinta por el hecho de haberse casado hace pocas semanas. Nadal se quedó atónito ante la pregunta. "¿Es una pregunta o una broma?", respondió el balear. Sin embargo el reportero le respondió que efectivamente la pregunta iba en serio.

Finalmente, Nadal se atrevió a responder explicando que era una sorpresa que alguien le preguntara eso, ya que haberse casado no hacía una gran diferencia y que llevaba una vida estable y normal. "Me sorprende, es una gran sorpresa para mí que me preguntes esto después de haber estado con la misma chica 15 años teniendo una vida estable y normal. No importa si pones un anillo en un dedo o no. Bajo mi punto de vista, soy un chico bastante normal" respondió el tenista.

El tenista quiso zanjar la polémica de la pregunta y pidió que pasaran al castellano. Acto seguido dijo que "esto es una mierda". De bien seguro que a Nadal no le hizo ninguna gracia escuchar una pregunta que entrara en su vida personal.

Temas: Rafa Nadal