Ir a contenido

CUARTOS DE FINAL

Nadal preparado para derribar al último bombardero de Wimbledon

El número 2 mundial se jugará el pase a las semifinales ante el estadounidense Sam Querrey

Jaume Pujol-Galceran

Nadal se toma un descanso en su entrenamiento en Wimbledon.

Nadal se toma un descanso en su entrenamiento en Wimbledon. / AFP / BEN STANSALL

De los 20 primeros ‘bombarderos’ que estaban en la lista de salida este año en Wimbledon ya solo queda Sam Querrey. El estadounidense es el único que se ha salvado de una criba inesperada y este miércoles será  el rival de Rafael Nadal, en la segunda central y en el segundo tirno tras el partido que enfrentará a Roberto Bautista ante el argentino Guido Pella.

Querrey se presenta a la cita como líder del torneo con 100 'aces' de un total de 1.620 logrados en su carrera sobre hierba. Nadal lleva 37 en Wimbledon

Querrey se presenta a la cita como  líder del torneo con 100  ‘aces’ de un total de 1.620 coseguidos en su carrera sobre hierba. Una diferencia abismal con Nadal que lleva 37 y en su carrera solo 536, aunque eso no parece que le preocupe al número 2 mundial en su objetivo de pasar a las semifinales.

El saque será el arma con la que el gigante estadounidense intentará defenderse y buscar sus opciones ante el mallorquín. “Me encanta el reto que viene. Este es un torneo que premia a los sacadores y que da opciones si las aprovechas”, decía Querrey, semifinalista de Wimbledon en el 2017, aunque solo ha ganado a Nadal en una ocasión (final de Acapulco 2017), en cinco enfrentamientos.

Querrey se ha quedado solo entre los tenistas de su especie este año sobre la hierba del All England Tennis Club, de la que han desaparecido jugadores como el veterano Ivo Karlovic (2.707 ‘aces’ en hierba en su carrera), rey de reyes desde el punto de servicio; Feliciano López  (1.871), John Isner (1.546), Milos Raonic (1.477), Marin Cilic (1.273) o Kevin Anderson (1.195), sin contar con Roger Federer que, sin ser un especialista,  ha logrado hasta el momento 30 ‘aces’ y lleva acumulados en su carrera sobre hierba 2.159.

"La bola de Querrey irá rapido, seguro" (Francis Roig, técnico de Nadal)

La seca climatología de estos días o la lentitud de la hierba  son la explicación de los expertos para la inesperada extinción de esos sacadores. "La bola, desde que vengo a Wimbledon, siempre vuela más lenta que en tierra o cemento, otra cosa es cuando bota sobre el césped y sale despedida", explicaba Francis Roig, entrenador de Nadal. "Y la bola de Querrey irá rápido, seguro", valoraba el técnico catalán al final del entrenamiento con el mallorquín en las pistas de Aorangi Park. A pesar de enfrentarse a un sacador como Querrey, no se entrenaron con ningún especialista. Fue solo una sesión de toque y control con su amigo Tomeu Salva.

El revulsivo de Kyrgios

La seguridad en el momento de Nadal es extrema y aunque respeta a Querrey el mallorquín se siente seguro para derribar al último bombardero del torneo. “En partidos ante un gran sacador como Querrey es fundamental esperar y aprovechar el momento clave para hacer el ‘break’ que, seguro habrán pocos”, decía el propio Nadal. La victoria ante otro gran sacador como el australiano Nick Kyrgios le dio confianza. “Le ayudó mucho. Era un hueso que nadie quería y eso da confianza”, destacaba Roig que ponía atención en el segundo servicio de Querrey “mucho mejor” .

“Rafa está compitiendo y disfrutando mucho. Si está bien físicamente le gusta jugar en hierba. Su evolución es grande y se siente muy cómodo. Saca bien, va más a la red, está muy bien con el resto, el revés o la derecha y sabe  elegir el momento para decidir el punto”, destacaba Roig.

Lo único que seguro no le ha gustado al número 2 mundial es que la organización le haya desplazado a la segunda central y al segundo turno, mientras Djokovic abrirá este miércoles  la central ante el belga Goffin (14.00 horas, Movistar), seguido después por el otro partido de cuartos entre Federer y Nishikori.

Bautista, animado

Nadal deberá esperar al partido de Roberto Bautista ante el argentino Guido Pella que se presenta como una batalla de fondo que puede ser larga y dura para dos debutantes en esa ronda en Wimbledon. “El factor emocional y los nervios”, será importante admitía el tenista castellonense. “Es una situación nueva, no tenemos la costumbre como los tres grandes que parecen esos niños que vuelven a la escuela y se lo conocen todo”, decía Pepe Vendrell, entrenador del español.

Bautista y Pella no tendrán en el saque su arma definitiva, seguro. "Nunca podré sacar a 220/km, así que debo aprovechar otras virtudes", admitía el castellonense. "Tenemos que hacer mejor lo que hacemos bien", esa es la consigna que nos impusimos al principio de temporada y está dando buenos resultados", decía su entrenador.