Ir a contenido

SORPRESA INESPERADA

Muguruza dice adiós en su debut en Wimbledon

Jaume Pujol-Galceran

Garbiñe Muguruza, durante el partido ante Beatriz Haddad Maia en la primera ronda del torneo.

Garbiñe Muguruza, durante el partido ante Beatriz Haddad Maia en la primera ronda del torneo. / ADRIAN DENNIS (AFP)

Campeona en el 2017, finalista en el 2015, Garbiñe Muguruza se ha despedido del torneo al perder con la brasileña Beatriz Haddad Maia por 6-4 y 6-4. Un golpe inesperado para la tenista hispano-venezolana, que buscaba reencontrar sus mejores sensaciones en un escenario en el que no perdía en primera ronda desde el 2014, en su segunda participación.Con una doble falta final, Muguruza dijo adiós a sus ilusiones en el All England Tennis Club

La hispano-venezolana ha comenzado con un break (2-0) a favor que debía permitirle la tranquilidad necesaria para afrontar el debut, siempre complicado, en Wimbledon. Pero Muguruza ha desaprovechado esa ventaja que Haddad Mai ha contrarrestado ganando tres juegos seguidos y devolviendo los nervios y la inseguridad a su rival. La tenista brasileña (121 mundial), que venía de jugar la previa del torneo, se mostraba mucho más segura desde el fondo de la pista y con su servicio hasta conseguir un segundo break decisivo para apuntarse el primer set, después de que Muguruza cediera el break point con una doble falta.

Falta de ritmo

En el palco Anabel Medina, capitana de la Copa Federación, trataba de animar a Muguruza invitándola a que fuera más agresiva, mientras su entrenador Sam Sumyk no ocultaba su preocupación por la situación. Antes de empezar el torneo el técnico francés decía que Muguruza "está en el buen camino, golpeando la bola bien, pero ahora hay que competir".  Y eso, encontrar el ritmo del partido, sentirse cómoda con sus golpes, era lo que le faltaba Muguruza que, en esta temporada no tiene resultados y ha caído al puesto 27 mundial, cuando dos años atrás llegó a estar la número uno. 

Muguruza ha intentado ser más agresiva en el segundo set, pero también ha estado demasiado ansiosa para desbordar a Haddad que ha mantenido su servicio hasta dar la sorpresa. Muguruza ha desperdiciado dos break points en el séptimo juego y, aunque en el siguiente ha salvado un 0-40, eso no le ha servido para tranquilizarse, al contrario ha perdido los dos siguientes juegos y el partido. 

"Es un día duro. Dejaré la raqueta un rato. Quiero descansar y recuperar esa mala sensación"

Garbiñe Muguruza 

"Es triste estar fuera de Wimbledon porque es un torneo muy especial para mí, que tengo muchas expectativas de hacerlo bien. Es un día duro pero no una gran sorpresa", explicó Muguruza que descartó hablar de cambio en la estructura de su equipo al ser cuestionada por su entrenador, Sam Sumyk. Sobre sus planes inmediatos dijo que no iba a jugar una temporadaNo jugaré una temporada. "Dejaré la raqueta un rato y me tomaré unos días de descanso. Cuando sienta las ganas de volver a jugar, pues jugaré. Ahora quiero descansar y recuperar esta mala sensación".

Cara y cruz, de Suárez y Badosa

Las otras dos representantes españolas que debutaban en el torneo han tenido distinta fortuna. Carla Suárez se ha clasificado para la segunda ronda al imponerse a la veterana tenista australiana Samantha Stosur por 6-2 y 7-5, mientras que la catalana Paula Badosa, clasificada de la fase previa, no ha podido pasar la primera ronda al perder ante la rusa Vavara Flick por 6-4 y 6-2, también clasificada de la previa.  

Carla Suárez se queda como única repesentante española en el cuadro femenino y este jueves se enfrentará en segunda ronda a la vencedora a la francesa  Pauline Parmentier que se clasificó tras la retirada de la rusa Maria Sharapova con un marcador favorable por 4-6, 7-6 y 5-0.