Ir a contenido

EL TRIUNFADOR DE AUSTRALIA

La ambición de 'Nole'

El número 1 se propone destronar a Nadal en París y acercarse a los 20 grandes de Federer

Joan Carles Armengol

Djokovic posa con Emerson, Rosewall, Sedgman y Laver (de izquierda a derecha) en una imagen de leyendas del tenis.

Djokovic posa con Emerson, Rosewall, Sedgman y Laver (de izquierda a derecha) en una imagen de leyendas del tenis. / EFE / JULIAN SMITH

Uno de sus primeros recuerdos relacionados con el tenis lo vivió en Kapaonik, un pueblo rural al sur de Serbia donde nadie había tocado nunca una raqueta. "Ahí vi por televisión a Pete Sampras ganando Wimbledon", explicó este domingo en Melbourne. Aquella imagen marcó el destino de Novak Djokovic. Se enamoró del juego y se prometió aspirar a ser tan bueno como el estadounidense de origen griego.

Pero, por muy ambicioso que fuera, 'Nole' no podía ni soñar que un día superaría los 14 títulos de Grand Slam logrados por Sampras. El serbio lo ha hecho este domingo en Melbourne, donde ha dejado sentadas también las bases de la ambición que le mueve. Llegar a los 20 grandes que tiene -de momento- el suizo Roger Federer y prepararse mejor que nunca para truncar el dominio avasallador que Rafael Nadal ejerce en la arcilla de Roland Garros (11 títulos) son los dos siguientes objetivos que se ha marcado el tenista serbio, situado ya en el tercer puesto del podio en cuanto a torneos grandes conquistados, una vez superado a su inspirador infantil.

Djokovic presumió -y demostró- estar en el momento de su vida tanto en el aspecto mental, físico y emocional, lo que le anima a proseguir con sus ambiciosas metas. Y no es que venga de ganar pocas cosas. Al contrario. Es la tercera vez en que el actual número 1 del tenis mundial enlaza al menos tres títulos en torneos del Grand Slam (Wimbledon, EEUU y Australia), cosa que ya hizo entre las temporadas 2011-2012 y 2015-2016, en este último caso completado con su único Roland Garros, en lo que se dio en llamar el 'Nole Slam' (cuatro títulos seguidos en temporadas consecutivas).

"Por supuesto que me motiva intentar llegar a los 20 grandes de Federer", aseguró Djokovic, que cada vez se va a centrar más en los grandes torneos. "Los Grand Slam y los grandes torneos son mi principal prioridad esta temporada y las que vengan. ¿Cuantas? No lo sé. Ahora quiero centrarme en continuar mejorando mi juego y mantener el excelente momento que estoy viviendo en todos los aspectos para poder seguir compitiendo a este nivel en los próximos años. A ver si así puedo acercarme al récord de Federer, que todavía está lejos".

Pero, para seguir sumando grandes, Djokovic sabe que debe mejorar sus prestaciones en tierra batida para intentar romper la hegemonía de Nadal y añadir algín título más al París al único conseguido en el 2016. Y lo quiere intentar ya esta misma temporada. "Debo trabajar más en mi juego sobre esta superficie de lo que lo hice el año pasado", ha admitido el serbio. "Cada vez estoy jugando mejor sobre tierra, pero debo trabajar específicamente para tener opciones de aspirar al título. Sí, este año en París tengo en reto de poder ganar a Nadal, aunque no hay que olvidar que también estarán Zverev, Thiem o Federer".

Djokovic, que amplió en casi 1.000 puntos su ventaja sobre Nadal como número 1 en el ránking mundial, se sintió acogido por las leyendas del tenis australiano, en una foto que reunió junto a él a Roy Emerson, Ken Rosewall, Frank Sedgman y Rod Laver. "La foto que me hice con todas esas leyendas del tenis fue lo más bonito, la foto más cara de la noche", aseguró el componente más joven (31 años) de los actuales 'Big Three' (Federer-Nadal-Djokovic) que han dominado con  mano de hierro el escenario mundial en los últimos 15 años, ganando 51 de los 61 torneos grandes disputados.