06 ago 2020

Ir a contenido

PARTIDO CALIENTE EN MELBOURNE

Nishikori elimina a Carreño en un gran duelo de más de cinco horas

El japonés avanza a cuartos de final tras derrotar al español en el polémico 'super tie break' del quinto set

Agencias

Kei Nishikori en su trabajada victoria ante Carreño Busta.

Kei Nishikori en su trabajada victoria ante Carreño Busta.

El asturiano Pablo Carreño (23º) cayó eliminado del Abierto de Australia tras perder ante Kei Nishikori (9º), en un duelo de alto voltaje, por 6-7 (8-10), 4-6, 7-6 (7-4), 6-4 y 7-6 (10-8) y, de esta forma, el japonés avanza a los cuartos de final del primer grande del año.

El español había empezado jugando de manera impecable ante el siempre difícil Nishikori. Estaba dos sets arriba y con una rotura a favor en el cuarto set, pero el japonés se repuso y llevó el partido al quinto set. Incluso, el asiático lo podría haber cerrado antes debido a que, en el quinto set, cuando iba 5-4 arriba en el marcador, tuvo su saque para ganar el encuentro. Sin embargo, Carreño se impuso y pudo quebrar para llevar las cosas al 'super tie break' (desempate que gana el primero que llega a 10 puntos, con dos de diferencia).

El punto de inflexión fue cuando, en el desenlace del partido, cuando el 'super tie break' estaba a favor del jugador nacido en Gijón por 8-5, este tuvo una agria discución con el juez de silla. Lo que sucedió fue que el juez marcó una pelota del español como mala, pero el japonés continuó con la jugada con un tiro ganador. 

La pelota efectivamente había tocado la línea y Carreño consideraba que se debía repetir el punto. No así para el árbitro, que decidió otorgarle el punto a Nishikori ya que siguió disputando el punto a pesar de haber escuchado el grito de "out".

Luego de esto, el número 9 del ranking ATP ganó 5 puntos seguidos para imponerse en el desempate por 10-8 y avanzar por cuarta vez a los cuartos de final de Australia.

Pablo Carreño se quedó muy cerca de alcanzar, por primera vez en su trayectoria,  la instancia de cuartos de final en el Grand Slam australiano. Incluso, cuando su derrota estaba consumada, se dirigió al vestuaro sin saludar al juez de silla y lanzador insultos al árbutro.

Nishikori, por su parte, se medirá en cuartos de final con el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, ganador del ruso Daniil Medvedev por 6-4, 6-7 (5-7), 6-2 y 6-3, partido en el que el japonés buscará entrar por primera vez en las semifinales del Abierto de Australia.

Indignación de Carreño

Pablo Carreño Busta aseguró que un error arbitral tan grande después de realizar el mejor partido de su carrera, en el Abierto de Australia contra Kei Nishikori, tras cinco horas de esfuerzo, es muy difícil de asimilar.

"El supervisor entonces tendrá que esperar a que nos peguemos a puñetazos para que tome cartas en el asunto", dijo Carreño. "Está claro que el árbitro es el que toma las decisiones pero cuando el error es tan grande debería de intervenir el supervisor", comentó un devastado Carreño después de caer en octavos de final.

El asturiano incidió reiteradamente en que ha intentado comprender la decisión del árbitro pero que no ha llegado a ninguna conclusión porque "no tiene ninguna explicación". "Yo lo que veo es que él juega un gran punto y yo me arrastro como puedo para meterlas dentro y, en una de ellas, mi bola toca en la cinta, con lo que la pelota sale a una velocidad muy lenta. La bola pega en la línea tras dar en la cinta y hasta que impacta Kei pasa un tiempo y es ahí cuando el árbitro la canta fuera", rememoró con indignación Carreño Busta.

"Sé que es de muy mala leche que la canten erróneamente fuera cuando la tienes tan fácil pero se tiene que repetir el punto. No comprendo por qué me dejo pedir el ojo de halcón si tenía tan claro que no se repetiría. No tiene sentido", agregó.

El tenista nacido en Gijón también se arrepintió de la forma en la que se despidió del estadio después de dirigir algunos insultos al juez de silla. "Después de cinco horas de un gran partido he salido de la peor forma posible. Desafortunadamente cometí un error pero la gente que me conoce sabe que no soy así", apuntó el tenista.

Carreño Busta también aseguró que el resto de jueces que también pueden decidir en ese tipo de cuestiones no se atrevieron a cambiar la opinión del árbitro principal y aseguró que "es la primera vez en la historia que pasa algo así tan claro".