Ir a contenido

DERROTA EN SEMIFINALES

Francia noquea a España en la Copa Davis

Benneteau y Mahut logran el pasaporte a la final al vencer a Feliciano López y Granollers el punto del doble (3-0)

Jaume Pujol-Galceran / Lille (Enviado especial)

Feliciano López se toca la cara tras recibir el impacto de una bola, junto a Granollers, en Lille.

Feliciano López se toca la cara tras recibir el impacto de una bola, junto a Granollers, en Lille. / REUTERS / BENOIT TESSIER

En el tercer asalto, en el punto del doble y a  la primera oportunidad, Francia ha noqueado a España sobre la lona azul del estadio Pierre Mauroy. Nicolas Mahut y Julien Benneteau han dadon el KO definitivo al vencer a Feliciano López y Marcel Granollers por 6-0, 6-4 y 7-6 (9-7). Sin Rafael Nadal, los jugadores de Sergi Bruguera ha recibido un duro correctivo que no olvidarán a pesar de que el capitán español ha valorado el juego de los franceses como "estratosférico", obnuvilado por la lección del doble elegido por Yannick Noah.

 España, de todas formas, sin su número en la pista, no ha tenido en Lille carácter para superar las adversidades. La lesión de Pablo Carreño el primer día, la falta de suerte en el partido de Roberto Bautista contra Lucas Pouille pesaron como una losa a un equipo disminuido que quizás, sin su líder, ya había hecho mucho llegando a las semifinales.

Francia había preparado la eliminatoria a conciencia y cuando Nadal dijo que no jugaba se les abrieron las puertas de par en par para regresar a Lille el próximo mes de noviembre y disputar la última final tradicional de la Copa Davis si Croacia, que gana a Estados Unidos por 2-1, confirma hoy su victoria también en Zadar.

Un doble impecable

Benneteau y Mahut cumplieron con su trabajo. El doble era el punto en el que más confiaba Noah antes de conocer la ausencia de Nadal. "Hemos sudado sangre para ganar cada punto. Ha sido el mejor doble de mi vida", decía Bruguera. Pero también es cierto que Feliciano López y Granollers tampoco estaban rodados para enfrentarse a un auténtico doble. Desde el 2012 en Indian Wells no jugaban juntos.  Bruguera se había decantado por la pareja española, descartando al habitual Marc López --esparring en Lille--, por las condiciones de la pista más favorables a dos jugadores con saques potentes. 

Cuatro puntos en 18 minutos

El arranque de la pareja francesa fue espectacular. En 18 minutos ganaron la primera manga cediendo solo cuatro puntos. "Me he sentido impotente, ridículo, no veía donde ganar el punto", admitía Feliciano López. Un recital. Benneteau y Mahut hacían volar la bola volaba a ras de red, directa a las esquinas, sobre las líneas, a los pies de la pareja española, a su cuerpo o a su cara, como el pelotazo que recibió Feliciano López en el ojo izquierdo y que obligó a parar por momentos el partido. El español se quejaba de la agresividad francesa pero así es como juega un buen doble.

Benneteau y Mahut disparaban sin miramientos las bolas con contundencia y una seguridad implacable en cada punto que levantaba a los 16.000 espectadores que estaban ayer en el estadio Pierre Mauroy anticipando la fiesta francesa que se desboradaría 2 horas y 3 minutos de partido. Feliciano López y Granollers  apuntaron su primer juego tras 23 minutos. Eso les animó. En el segundo set mantuvieron la igualdad aunque no pudieron recuperar el 'break' a Granollers (3-1). En el tercero set lograron su primer 'break' (2-0)  y mantuvieron la ventaja en el marcador hasta el 4-1.Un espejismo. Los franceses rose recuperaron para forzar el 'tie break' que ganaron por 9-7, con un revés cruzado de Benneteau.

 Mejor protagonista imposible. El francés, de 36 años, fue reclutado por Noah después de anunciar su retirada en el pasado Abierto de EEUU tras la baja de Pierre Hughues Herbert,su doblista titular.  Noah cuenta con él para la final si decide seguir un par de meses más.

"Si hubiese venido Nadal, a lo mejor les ganábamos 3-2"

Yannick Noah

CAPITÁN DE COPA DAVIS FRANCÉS

El técnico francés se ha mostrado orgulloso de sus jugadores. "Hemos sido un equipo. Eso ha sido fundamental", valoró Noah que no descartó haber podido ganar a España también con Nadal. "Si él hubiese venido, a lo mejor ganábamos 3-2". Pero lo cierto es que Nadal no estaba en Lille pero con él o sin él, España, como semifinalista,  tendrá la oportunidad de  estar en el 2019 ena fase final de l esa nueva competición que lleva el nombre de Copa Davis pero que nada se parece atorneo que Dgwith Davis creo en 1900.