Ir a contenido

UNA CAMPEONA EJEMPLAR

'Super mamá' Williams busca su octava corona en Wimbledon

Jaume Pujol-Galceran

Serena Williams se golpea el pecho feliz, tras pasar a la final de Wimbledon.

Serena Williams se golpea el pecho feliz, tras pasar a la final de Wimbledon. / AFP / OLI SCARFF

"Cuando Serena está en 'modo Serena', atención porque se convierte en una matadora sin piedad. La fuerza que emana da miedo a sus rivales", alerta su entrenador Patrick Mouratoglou. El técnico francés sabe de que habla porque ha trabajado con la exnúmero 1 mundial en momentos críticos de su carrera y conoce su ambición deportiva y su capacidad para recuperarse de situaciones que habrían hundido a cualquiera. La última han sido los problemas posteriores que Serena Williams tuvo tras el parto de su hija Olympia.

La tenista estadounidense tuvo que pasar varias semanas ingresada por una embolia pulmonar que sufrió a consecuencias del parto. Incluso se temió por su vida y, ahora, diez meses después hoy (14.00 horas, Movistar) entrará en la pista central de Wimbledon en busca de un octavo título con el que superaría a la alemana Steffi Graf y el 24 Grand Slam de su carrera para superar también el récord de 23 que comparte con la australiana Margareth Court.

La reinvención

'Super mamá' ha vuelto al trabajo dispuesta a demostrar que, a punto de cumplir los 37 años (26 de septiembre), aún es capaz de conseguir una de las hazañas más grandes del deporte. Serena Williams quiere demostrar al mundo que no ha olvidado jugar al tenis y que siendo madre también se puede ser deportista de máximo nivel.

La estadounidense se ha reinventado una vez más para conseguir lo que parecía imposible. En 16 meses y habiendo jugado solo cuatro torneos vuelve a estar en la final de Wimbledon y la 30ª de su palmarés de Grand Slams. "No quiero obsesionarme con los récords, aún queda un partido. Me pasó cuando intentaba conquistar el 18ªº Grand Slam de mi carrrera y tengo esa experiencia. En definitiva solo es una cifra más que no cambia nada", ha valorado Serena Williams. 

De la 181 a la 19 en dos semanas


 Clasificada en el puesto 181 mundial a su llegada a Londres, aunque colocada como cabeza de serie 25 por su historial en el torneo, Serena Williams ya se ha colocado la 28 mundial antes de la final con la alemana Angelique Kerber y, si gana, se colocará la 19 mundial. En 15 días habrá saltado 163 plazas. Una lección para todas las jugadoras que, en su ausencia, se han peleado por ocupar su puesto de número 1 mundial en el que ha estado durante 319 semanas y que viéndola jugar nadie puede descartar que aumente en el futuro.

"Me decía que podía intentarlo, que no tenía nada que perder"

Serena Williams

EX NÚMERO 1 MUNDIAL

La fórmula para conseguir su espectacular recuperación ha estado fundamentada en su capacidad mental para superar adversidades y su pasión por el tenis. "No tenía nada que perder. Pero el camino no ha sido fácil y por las dificultades es increíble para mí estar aquí ahora", aseguraba tras alcanzar la final. 

"Serena es una guerrera, una gran campeona y por eso está donde está", asegura Kerber, su rival este sábado en la final que ambas repitiereon hace un par de años con triunfo de la 'señorita' Williams (7-5, 6-3), ahora 'señora' Williams-Ohaian porque Serena no ha querido cambiar su apellido tras su matrimonio.

0 Comentarios
cargando