Ir a contenido

ENTREVISTA A UN CAMPEÓN

Sergi Bruguera: "Lo que hace Nadal es de ciencia ficción"

Jaume Pujol-Galceran

Sergi Bruguera, en Barcelona, en vísperas de Roland Garros.

Sergi Bruguera, en Barcelona, en vísperas de Roland Garros. / JOAN CORTADELLAS

Los Juegos Olímpicos de Barcelona  todavía estaban en la mente del mundo, el verano anterior el Barça de Johan Cruyff había conquistado por primera vez la Copa de Europa y Miguel Indurain dominaba las carreteras del Tour, pero un año después, en 1993,  la sorpresa llegó de Roland Garros  cuando Sergi Bruguera levantó la Copa de Los Mosqueteros después de ganar en la final al bicampeón del torneo Jim Courier, tras  deshacerse en cuartos de final del número 1 del mundo, Pete Sampras.

De aquella gesta protagonizada  por ese chico espigado, tímido, que cogía el testigo del éxito de Andreu Gimeno, hasta entonces el último campeón español en Paris en 1972, se abriría una época dorada con una lista de ganadores que siguieron Carlos Moyà , Albert Costa y Juan Carlos Ferrero (ver gráfico) que ha desbordado Rafael Nadal, con 10 títulos en París -récord de récords- y en  busca desde mañana del undécimo.

Han pasado 25 años  ¿Parece que fue ayer? Hace mucho tiempo. Pero lo tengo muy fresco en mi recuerdo. Fue el éxito más importante de mi carrera.

¿Cúal es la primera imagen que le viene a la cabeza de aquella final? Es díficil . Fue un partido muy largo. Pasaron tantas cosas.... Me acuerdo del último punto. De esa volea que se le escapó a Courier. Le había forzado con un 'passing' y la tiró fuera. Solo entonces sentí que había ganado. Fue un momento único.

¿Cúal fue el momento clave? En el quinto set Courier iba 2-1 y  tuvo una bola para el 40-0, la salvé, le rompí el saque y a partir de ahí le di la vuelta y gané cinco juegos seguidos para ponerme 5-2...Mi padre me pidió que tirara más fuerte, que fuera más agresivo y fue bien.

¿Sentía que era su  año? Sentía que estaba en el mejor momento de mi carrera. Estaba jugando mejor que nunca y físicamente, muy bien. Notaba que todo estaba en su sitio.

¿De usted decían que le faltaba físico  y mentalidad? Creo que nadie podía saber cómo me sentía o cómo era yo. Nunca he hecho caso a lo que se diga.

Transportándonos en el túnel del tiempo, ¿el actual capitán de Copa Davis, que ahora es usted,  que diría de ese Bruguera que ganó el título? Vería a un jugador muy competitivo. Ganador. Que jugaba bien los puntos importantes. Que tenía un juego hecho en tierra, con golpes y efectos liftados que en esa época no se veían y hacían mucho daño a los rivales.

El actual capitán del equipo español de Copa Davis en el club de tenis Can Via / JOAN CORTADELLAS

Con usted empezó un  espectacular dominio español en Roland Garros que aún sigue 25 años después ¿A qué se debe? A saber jugar sobre tierra, al carácter competitivo y ganador de los jugadores españoles y a varias generaciones de tenistas muy buenos, con un juego muy sólido, mucha fuerza, buena preparación física, mucha resistencia y que se mueven muy bien en esta superficie.

 ¿Y a quién le debe esas virtudes? A Lluís, mi padre. Él ha sido el artífice de todo. Siempre ha estado a mi lado. Ha diseñado mi carrera, lo que tenía que hacer, como prepararme, mentalizarme. Siempre he tenido fe ciega en mi padre. Muchas veces en un partido, cuando no creía que no podía, entonces jugaba con la fe de mi padre y me dejaba llevar. Tu trabajas para que salgan las cosas, pero todo necesita un tiempo y un proceso. Las cosas no salen de la nada.

¿Junto a su padre, le debe a alguién más  parte de su éxito? A 'Nando'  [Fernando Luna]  y 'Salva' [Salvador Sosa]. Uno, 'Nando', que me hacía de esparring. Entrenaba con él siempre. Nunca decía no. Hacíamos cientos de ejercicios específicos y, como jugador experimentado, también aportaba su granito de arena de como veía las cosas. El otro, 'Salva', me ayudó muchísimo a mejorar mi velocidad, resistencia, fuerza. Es un grandísimo preparador físico que fue vital en mi preparación.

Usted ganó dos Roland Garros y fue finalista en otro, sabe el esfuerzo que eso supone ¿Que le dice ver que hay un jugador que ya lleva 10 títulos y va a por el  undécimo?
Lo que piensa cualquiera. Lo que hace Nadal es de ciencia ficción... Nunca habría pensado que alguién ni se acercara a lo que ha conseguido él y aún le queda por hacer. Es un extraterreste, practicamente imbatible en tierra. No se le puede ganar. Está él y, después, los demás.

¿Que destacaría de Nadal? Todo. Es imposible destacar una cosa. Posiblemente su mentalidad es lo que más.  Me impresionan  sus ganas de mejorar y seguir aprendiendo, aún siendo número 1. 

 ¿Habrá que apuntarlo ya  como campeón otra vez en  Roland Garros? Lo veo favorito claro. Está más preparado que nunca y con mucha confianza en su juego.

¿A que rivales destacaría? Hay muy buenos jugadores. Veo a  ThiemZverev o Djokovic, que parece que está jugando mejor y no hay que descartarle nunca. Pero lo cierto es que en Roland Garros a Rafa solo hay un par de jugadores que le han ganado [Soderling, 2009 y Djokovic, 2015].

París, 1993, Bruguera, justo al ganar la final de Roland Garros / JORDI COTRINA

Han pasado 25 años de su victoria ¿Cúales son los mayores cambios de su época a la actual? Se han igualado las superficies. Ahora se juega el mismo partido en tierra que en cemento o en hierba. Antes la diferencia era abismal. Tu podías ganarle a alguien 6-2, 6-2 en tierra y él te devolvía el resultado en hierba o cemento.

¿A que atribuye el cambio? A la superficie y a las bolas. Ahora son muy pesadas. Necesitas mucha fuerza para moverlas. Antes había más diferencia. En un torneo jugabas con bolas pesadas, en otro con otras más ligeras, más duras o que botaban menos. Había más marcas. Ahora se ha unificado todo. Antes había jugadores especialistas y tipos de juego muy distintos. Ahora todos juegan con un patrón bastante similar ¿Ha visto a alguién que haga saque-red? ¿o resto-red? ¿Que juegue cortado?.... Pues ya está. Ahora es cuestión de fuerza, de muchos golpes... Esa es la tendencia.

¿Cómo sienta ser el capitán de Copa Davis? Me hacía mucha ilusión. Siento que puedo aportar mi experiencia como jugador, mi conocimiento del circuito. Me he encontrado a un grupo muy implicado y muy bueno.

¿Muy  diferente  al ambiente de su época de  jugador? Eso no era complicado [risas], pero tampoco lo he pensado. A pesar de todo, a mí me gustaba jugar la Copa Davis, me motivaba. Ahora, como capitán, estoy en el equipo  para hacer mi trabajo de la mejor forma. Ayudar a los jugadores. En la  Copa Davis se viven emociones muy bestias y distintas al circuito.

Parece que lo ha conseguido. De momento están en semifinales.  Si. Estoy muy satisfecho de como han ido las cosas. Hemos ganado a Gran Bretaña y Alemania y ahora en septiembre jugaremos la semifinal contra Francia.

¿Rival  duro? Francia será un rival muy difícil. Jugaremos en su casa. Son los defensores del título y tienen jugadores muy competitivos.

¿Va a necesitar al mejor equipo? Eso siempre. En eso he encontrado la máxima colaboración de todos los jugadores.

¿Nadal también? ¿Qué supone tenerle? Tener a Nadal en el equipo es un lujo increíble. Es un jugador que da un nivel brutal. Es un 10. Tiene una implicación máxima con el equipo para ayudar a todos, como uno más. Ya desde la primera vez que hablé con él me dijo que su ilusión era volver a ganar la Copa Davis, que era uno de sus objetivos y que siempre que le respetarán las lesiones estaría disponible para jugar. Y así ha sido.

¿Sentado en la silla de capitán todo se ve muy diferente, no? Es como la noche y el día.

¿Preferiría jugar? Ahora no. Perderíamos seguro [risas]. Ahora mi papel es otro. Mi trabajo es aportar mi experiencia y ayudarles en lo que pueda, pero los que juegan, ganan y sufren son ellos en la pista.

 Se avecina un cambio en la Copa Davis, ¿cómo ve el proyecto de Gerard Piqué?  No sé exactamente cómo va. Todo el mundo habla y se dicen muchas cosas, así que prefiero no opinar hasta que lo expliquen bien.

 ¿Y cómo ve el futuro del tenis español, después  esta gran época? Ha sido una época espectacular con grandísimos jugadores y eso sin contar con Rafa porque, si lo hacemos..... Él solito ha ganado más títulos que todos nosotros juntos y en todas las épocas. Después de una  época así veo el futuro dificil durante un buen tiempo. 

Temas: Rafa Nadal

0 Comentarios
cargando