Ir a contenido

CAMBIO EN EL RÁNQUING MUNDIAL

Federer, el número 1 más veterano de la historia

Jaume Pujol-Galceran

Federer posa con el n. 1, ayer en Rotterdam.

Federer posa con el n. 1, ayer en Rotterdam. / REUTERS / MICHAEL KOOREN

Roger Federer, con casi 37 años, ha vuelto para recuperar el número 1 mundial que no tenía desde el 2012. El reciente campeón del Abierto de Australia ha aprovechado la mínima diferencia de 155 puntos que le llevaba Rafael Nadal en la clasificación mundial para apuntarse al torneo de Rotterdam, que es donde hoy ha conseguido superar al campeón mallorquín. De paso se ha clasificado para las semifinales del torneo holandés tras derrotar a Robin Haase por 4-6, 6-1 y 6-1.

El tenista suizo se ha convertido en el jugador más veterano de la historia [desde la creación del ránking de la ATP  en 1970], superando al estadounidense Andre Agassi que fue número 1 mundial en el 2003, con 33 años 4 meses y 9 días. Haase, número 42 mundial, le ha dado a Federer un susto en el primer set que el holandés, apoyado por su púlico, que le ha arrebatado al romper el servicio del suizo en el noveno juego. Después Federer ha puesto la directa para llevarse la segunda y la tercera mangas cediendo solo dos juegos más en 1 hora y18 minutos.


El número 1 no entraba en sus objetivos. Al menos eso decía al final de la pasada temporada cuando Federer y Nadal reaparecieron en el circuito para abrir un pulso entre ambos que comenzó en la final del Abierto de Australia y no acabó tras lel Masters cuando el tenista mallorquín certificó el premio por cuarta vez en su carrera (2008, 2010, 2013 Y 2017).
«Cuando perdí en el US Open [cuartos de final] ya vi que no era realista pensar que podría acabar el año como número 1, Nadal tenía mucha ventaja de puntos y yo debía ganar todos los torneos que quedaban del año para conseguirlo», explicó Federer el noviembre aunque realismo no ocultaba la ilusión que el tenista suizo tenía en volver a serlo. Y la prueba es que  en la primera oportunidad que  se le ha presentado de optar al número 1, Federer no ha dudado en  cambiar su planificación de la temporada 2018 y apuntarse al torneo de Rotterdam que no jugaba desde el 2012, cuando ganó la final a Del Potro.

Y esa decisión tuvo su premio. «Otro sueño se ha hecho realidad. Ser número 1 mundial es lo máximo en el tenis y cuando eres más viejo hay  que trabajar el doble para conseguirlo», explicó Federer en la pista, tras  recibir el trofeo con un gran número 1, sobre un escenario en el que en 1998 jugó por primera vez gracias a una invitación con  solo 16 años. «Nunca habría pensado que conseguiría nada de lo que me ha pasado desde que me operé de la rodilla hace dos años», recalcó feliz y contento por ir a jugar a Rotterdam.

Una gran tentación


Los 155 puntos que separaban a Federer de  Nadal (9.760 puntos) en la clasificación mundial eran una tentación demasiado grande para no intentar el asalto a una posición en la que el suizo no aparecía desde el 4 de noviembre del 2012 y que, este próximo lunes, le permitirá aumentar su récord personal a 302 semanas como número 1, además de superar a Andre Agassi como el tenista más veterano de la historia que lo fue en el 2003 con 33 años 4 meses y 9 días.

 

Federer pone fin al reinado de Nadal que llevaba 26 semanas como número 1 desde que lo recuperó el 21de agosto del año pasado. Tras la victoria de ayer Federer se asegura 9.785 puntos (25 más que Nadal) que  podría aumentar a 9.905 puntos si es finalista o 10.105 si gana el título en Rotterdam. Una  situación que le permitiría empezar su reinado con  345 puntos de ventaja sobre el tenista mallorquín al que se le complica recuperar el número 1. Lesionados Andy Murray (el escocés tiene previsto reaparecer tras Roland Garros) y Novak Djokovic (se ha vuelto a operar), la lucha por el número 1 será otra vez cosa de ellos dos. 


Nadal tendrá alguna opción de recuperar el número 1 en Indian Wells donde cayó en octavos (90 puntos) y Federer fue campeón (1.000 puntos). El tenista español tiene previsto volver a las pistas en el torneo de Acapulco (26 de febrero) donde el año pasado perdió la final (300 puntos) y solo podría recuperar 200 puntos si  gana el título.


Colchón de 5.000 puntos

La jugada de Federer le podría permitir mantenerse en el número 1 hasta Wimbledon porque, una vez haya jugado Indian Wells y Miami (donde defiende 2.000 puntos), le quedará un colchón de 5.000 puntos para ganar en la temporada de tierra europea a la que renunció el año pasado. Una renuncia que no tiene claro que vaya a repetir.


«Que no jugara el año pasado no quiere decir que no lo haga esta temporada también. La última vez que jugué la temporda de tierra tuve problemas en la espalda y la rodilla y tuve que retirarme de Roland Garros....El año pasado creo que tomamos la mejor decisión para llegar fresco a Wimbledon, ahora me siento bien físicamente y no puedo declararme 'forfait' antes de un torneo. Es una decisión para valorarla en su momento», declaró Federer, en una entrevista en 'L’Equipe' del pasado 29 de diciembre, tras ser elegido por el diario deportivo francés como el mejor  deportistadel año, título compartido con Nadal, por los logros de ambos tenistas en una temporada en la que reaparecieron a lo grande y mantuvieron un pulso de tu a tu, sin nadie que se pudiera acercarse a ellos o molestarles.