Ir a contenido

UN ENCUENTRO CASUAL

El duelo de Federer y Cilic en Las Maldivas

Jaume Pujol-Galceran

Federer contó ayer su anécdota con Cilic a Courier, tras pasar a la final. / REUTERS / ISSEI NKATO

Federer contó ayer su anécdota con Cilic a Courier, tras pasar a la final.
Marin Cilic celebra su clasificación para la final de Australia

/


Noviembre pasado. Las Maldivas. Marin Cilic ha decidido relajarse con su novia en las paradisiacas islas después de la intensa temporada tenística. La Copa Masters de Londres había sido su última competición del año y Roger Federer  el último en ganarle. Poco podía esperar el tenista croata que en el mismo resort en el que se iba alojar se encontraría con el tenista suizo que también había elegido la zona para pasar unos días de relax con su familia. Federer lo recordaba ayer después de pasar a la final del Abierto de Australia tras vencer al surcoreano Hyeon Chung por 6-1 y 5-2, revelación del torneo, que se retiró por unas ampollas en un pie.


Federer contó que al principio no quiso molestar a Cilic, pero después de dos días fue el mismo tenista croata quien le escribió una nota. «Hola Roger. Yo también estoy aquí. Si quieres ponerte al día y esas cosas, házmelo saber», le escribió. «Por supuesto», le contestó Federer. Y quedaron para verse en una pista. «Fue muy divertido. Practicamos un par de veces durante 45 minutos. Sin entrenadores, sin nada. Solo nosotros dos golpeando bolas», explicó Federer.
Después se reunieron con sus familias. «Tomamos unas copa, conocimos a su prometida y lo celebramos con un pastel juntos, toda mi familia y ellos. Pasamos un buen rato y nos conocimos fuera del tenis».


Récord a la vista


Y mañana (9.30 h, Eurosport) Federer y Cilic volverán a cruzarse en una pista. Nada que ver con la pequeña y silenciosa cancha de las Maldivas. Esta vez el escenario será la central Rod Laver Arena con 15.000 espectadores en las gradas y millones de aficionados delante de la televisión.  Todos pendientes del nuevo reto que busca Federer, todos atentos al último jugador, de los 128 que comenzaron el torneo, que puede impedir que revalide el título de campeón en Australia por sexta vez y conquiste el 20º Grand Slam de su  impresionante palmarés.


Fuera de las Maldivas, Cilic y Federer se han enfrentado en nueve ocasiones. De ellas, el suizo se ha apuntado ocho victorias. Solo perdió con el croata en las semifinales del Abierto de Estados Unidos del 2014, donde después conquistaría su único Grand Slam.


Cilic también fue el último rival que Federer tuvo en el pasado Wimbledon, donde el exnúmero 1 sumó su octavo título en el All Engalnd Tennis Club de Londres. En esa ocasión Cilic no pudo plantarle cara como hubiera deseado por culpa de unas ampollas en los pies. Jugó la final por respeto a los espectadores pero lloró desconsolado en el vestuario ante la impotencia.


Reservado al ‘Big Four’


Esta vez Cilic pisará la Rod Laver Arena con sensaciones muy distintas. «Estoy jugando mucho más agresivo. Pegando a la bola realmente bien, siento que mis tiros hacen daño y estoy muy emocionado de jugar la final», dijo el tenista croata cuando aún desconocía que Federer sería su rival. 


Cilic será el tercer tenista en la última década que juega en un escenario reservado al 'Big Four' (FedererDjokovicNadal y Murray)  que se han repartido los títulos. El anterior que pisó la Rod Laver Arena  para luchar por el título fue francés Jo-Wilfred Tsonga (perdió con Djokovic) y el último que rompió el dominio de los cuatro grandes en Melbourne fue el suizo Stan Wawrinka cuando ganó la final del 2014 ante un lesionado Nadal. ¿Habrá cambio de guardia?
 

0 Comentarios
cargando