Ir a contenido

Nadal: "Mi única ilusión es ser feliz"

"Hace diez meses decían que estaba acabado. No soy de alardes ni de grandes dramas", reflexiona el decacampeón de Roland Garros con EL PERIÓDICO en París

Jaume Pujol-Galceran

Nadal posa este lunes con su trofeo de Roland Garros ante la Torre Eiffel.

Nadal posa este lunes con su trofeo de Roland Garros ante la Torre Eiffel. / AFP / CHRISTOPHE SIMON

Un paseo por el Sena a bordo de un bateaux mouge típico de París, puesto a su disposición por Roland Garrros en el puerto de Le Grenelle, para hacer un corto recorrido entre el puente de  la estátua de la libertad y la Torre Eiffel. Un típico tour turístico acompañado de sus padres, su novia Mary, su hermana Maribel, su familia más directa y parte del equipo que le ha acompañado  en su camino al título. Una excursión para hacerse la fotografía  oficial  como campeón Roland Garros del 2017 con la Copa de los Mosqueteros. Una costumbre que año tras año, desde el 2005, ha realizado en en distintos puntos turísticos.

Y mientras el barco se desplaza silencioso por las aguas y desde los puentes la gente que lo ve aplaude y corea su nombre,  el diez veces campeón del torneo se sienta para charlar con los enviados especiales de la prensa española, entre ellos EL PERIÓDICO DE CATALUNYA. Ha dormido apenas tres horas. Estuvo cenando con el rey Juan Carlos, patrocinadores y familia en un salón del Hotel Intercontinental y, después fue a celebrarlo a la sala de fiestas Matignon. 

LA PROEZA

"Hoy no soy más especial que ayer, mi vida no va a cambiar por este triunfo"

"Este Roland Garros ha sido mejor imposible. Aquí se ha hecho algo difícil de imaginar y se ha conseguido por la ilusión, las ganas y el trabajo diario. Mi vida no va a cambiar por este triunfo. Hoy no soy más especial que ayer», dice Nadal evitando darle más importancia a la proeza. «Hace seis meses decían que estaba acabado y ahora no voy a estar más arriba por este triunfo. No soy de alardes ni de grandes dramas. Mi única ilusión es ser feliz". 

MOMENTOS DIFÍCILES

"Me destrocé el pie y no sabía si  volvería a jugar"

"Todo es muy bonito cuando las cosas van bien, el problema es cuando hay lesiones, cuando llegan los momentos difíciles. Entonces todo se hace muy duro. El problema es volver a empezar de cero, sentir dolor cuando entrenas. Todo se convierte en un gran esfuerzo", valora. Antes de ganar Roland GarrosNadal ha tenido que pasar por un calvario, aunque dice que no se le ha hecho larga la ausencia de grandes títulos.

"Han sido muchos golpes que te vas llevando por el camino". Y lo recordaba en París. La lesión en la muñeca derecha en el 2014. Una operación de apendicitis. Problemas en las rodillas y, después, la lesión de la muñeca izquierda en el 2016. 

"Los médicos tenían muchas dudas y, después, el pie ha ha sido el que menos problemas me ha dado"

Aunque la lesión que nunca olvida es la que sufrió en el 2005. "Me destrocé el pie y no sabía si volvería a jugar. Los médicos tenían muchas dudas y, después, el pie ha sido el que menos problemas me ha dado, aunque ha repercutido en otras partes del cuerpo. La verdad es que ni imaginaba que mi carrera se alargaría tanto". 

EL ÉXITO

"Todo esto que vivo ahora es pasajero, dentro de unos años, no muy lejanos, seré un ciudadano más"

Con 15 Grand Slams en su palmarés y 73 títulos, Nadal reconoce que su carrera "es especial aunque no voy a montar película por eso. A estas alturas, con 31 años, no me voy a creer una cosa diferente a lo que me creído durante toda mi vida. Al final, soy muy consciente de que todas estas cosas y todo esto que vivo es pasajero. Dentro de unos años no muy lejanos seré un ciudadano más". Asegura que la victoria la lleva "con total normalidad. Disfruto del cariño que me da la gente. Los elogios son bienvenidos igual que las críticas".

En Roland Garros ya le han dicho que le pondrán una estatua. "La verdad, no sé. Eso me han dicho pero no soy de grandes homenajes. Ahora lo único que me importa es seguir compitiendo y luchar por cosas importantes". 

LA EVOLUCIÓN DE SU JUEGO

"No sé si el Nadal del 2008 ganaría al de hoy"

La evolución del tenista que irrumpió en el 2005 al de ahora es evidente. "Era más joven -bromea-. Físicamente no soy el mismo, antes tenía más fuerza y más potencia, pero lo que siempre he mantenido es la intensidad en mi juego. Evidentemente hay cosas que ahora hago mejor que antes. Sumas unas cosas y restas otras", pero no se atreve a decir "si el Nadal del 2008 le ganaría al de ahora. Ni lo sé, ni me lo planteo".

WIMBLEDON

"Veremos, llevo unos meses muy intensos, la hierba es una superficie complicada para mis rodillas"

"Ganar Wimbledon….bueno, creo que la gente que sabe de deporte aprecia la dificultad que lleva todo. De momento he ganado en París y en mi superficie favorita, pero ahora cambia todo. Llega una nueva superficie y veremos que pasa. Quiero sentirme bien físicamente. La hierba es una superficie complicada para mis rodillas". Nadal no tiene claro cómo afrontará Wimbledon.

"Soy el jugador que más partidos ha disputado este año, debo analizar bien todo para mantener la frescura mental y física"

"Llevo unos cuantos meses muy intensos. Soy el jugador que más partidos ha disputado este año. Aunque aquí no hayan sido los partidos más duros de mi carrera, el aspecto emocional y de tensión también desgasta mucho. Ahora es el momento de analizar bien las cosas para intentar mantener la frescura mental y física. Mi ilusión es mantener la línea que llevo en la temporada de pista dura", dice. 

Por eso, no está dispuesto a arriesgar nada. Le quedan seis meses de competición, va el primero de la Race con 7.225 puntos consolidados y hasta el Abierto de Estados Unidos solo defiende 270 puntos. Superada la cuesta de la tierra a Nadal le espera un camino de descenso con muchas opciones de acabar el año como número 1 mundial

EL CALENDARIO DE FEDERER

"Lo que ha hecho es arriesgado. No es fácil recuperar el ritmo si paras"

"Cada uno hace lo que cree que es mejor. Lo que ha hecho Federer es arriesgado. Le puede salir muy bien en Wimbledon porque lleva una línea fantástica y está jugando a un nivel altísimo, pero no es fiesta cada semana. Cuando uno deja de jugar tres meses, no es tan fácil recuperar el ritmo de competición. No veo que esa vaya a ser mi línea. No forzar la máquina durante tantas semanas seguidas quizá sí es apropiado, pero tener parones de este calibre no lo veo. Para mi cuerpo no es bueno", valora Nadal sobre la decisión del suizo.

UNA PAUSA

"Quiero perderme dos días en el mar, eso me sirve para desconectar"

Nadal asegura que necesita un descanso. "Ahora mismo quiero llegar a Mallorca. Ver a la otra parte de la familia que no ha podido estar aquí y después me apetece perderme dos días en el mar, que es lo que hago siempre cuando vuelvo de una gira. Estar dos días en el mar me sirve para desconectar. Soy feliz viviendo tranquilo en Mallorca". 

UNA LEYENDA VIVA

"No se quién es el mejor deportista español de todos los tiempos"

Los 10 títulos conseguidos en Roland Garros son un récord para la historia del torneo, del tenis y del deporte mundial y español, pero Nadal le quita importancia. "No sé quien es el mejor deportista español de todos los tiempos, pero tampoco lo diré. Cada uno en su deporte sabe el esfuerzo que supone ganar. Yo he ganado lo que he ganado pero destacaría a los que han hecho cosas por primera vez. Para mí tiene un gran valor lo que hizo Ballesteros en el golf, Induráin en el Tour, Gasol con dos anillos de NBA, Alonso en la Fórmula 1, los pilotos de motos, ellos también han conseguido cosas que tampoco ha conseguido nadie". 

0 Comentarios
cargando