Ir a contenido

TENIS

Nadal optará a su décimo Montecarlo en una final española contra Ramos

JAUME PUJOL-GALCERAN / BARCELONA

Rafael Nadal, durante su partido contra David Goffin en Montecarlo.

Rafael Nadal, durante su partido contra David Goffin en Montecarlo. / AFP / VALERY HACHE

La central del Country Club de Montecarlo puede ser  este domingo el escenario del inicio de un triplete único en la historia del tenis. Rafael Nadal opta a conquistar su décimo título en el torneo monegasco en el que debutó con 16 años en el 2003 (14.30, Movistar+).  Su primera 'décima' que podría repetirse la semana próxima en el Barcelona Open Banc Sabadell y el 11 de junio en Roland Garros.

El nueve veces campeón del torneo se ganó la primera opción para este triplete al vencer al  belga David Goffin por 6-3 y 6-1. Un amigo, Albert Ramos,  será quien tendrá el reto de evitarlo tras alcanzar su primera final en un torneo de esta categoría al ganar al francés Lucas Pouille por 6-3, 5-7 y 6-1.

VERDUGO DE MURRAY

La misión se adivina titánica para el tenista mataronense, de 29 años, número 24 mundial, que ya hizo saltar la banca en Montecarlo al eliminar al número 1 mundial, Andy Murray en los octavos de final. «Este domingo hay que volver a dar el máximo otra vez y, por qué no, levantar el título», dice el jugador catalán.

Ramos se ha ganado la credibilidad en una semana extraordinaria, aunque la diferencia en la carrera de ambos es abismal. El catalán tiene un solo título en su palmarés (Bastaad 2016) mientras que Nadal puede sumar el 70º de su carrera y el 29º Masters 1.000. En sus enfrentamientos domina con dos victorias, ambas en Barcelona (2014 y 2013). Lo único igual es que los dos son zurdos.

Nadal se enfrentará  a un rival en un momento dulce de juego, muy sólido de juego y fuerte tanto física como mentalmente. Virtudes que le permitieron ganar a Murray, en cuartos, a Marin Cilic (8 mundial), en octavos, yeste sábado a Pouille (17 mundial), en un partido el que el joven francés se derrumbó al final ante la roca que tenía enfrente.

ERROR ARBITRAL

Nadal también se deshizo de un rival que se vino abajo aunque en su caso fuera por una decisión arbitral. Goffin le forzó de salida. El belga le rompió el saque (2-1) y mantuvo la ventaja hasta el sexto juego cuando el mallorquín recuperó el 'break' tras 17 minutos de lucha y una agria polémica por un punto con el juez de silla, Cedric Mourier, que bajó a la pista para rectificar una bola mala de Nadal y que daba el juego a Goffin y ventaja de 4-2.La bola, como pedía el belga, y después demostró  el ojo de halcón por televisión, había salido fuera.

Las quejas de Goffin no sirvieron de nada a pesar y el punto se repitió con ventaja en el marcador para el belga que, descentrado, la desaprovechó como otras dos que tuvo después. Nadal, que fue silbado por el público, aunque a 30 metros no pudo ver nada de la jugada, acabó haciendo el 'break' para igualar 3-3. «Creí que la bola  había salido, pero yo estaba al otro lado, no pude ver la marca», se excusó el mallorquín.
No hubo más batalla. Goffin cedió el set y solo ganó un juego más hasta felicitar a Nadal por su victoria en 1 hora y 28 minutos.