Astrobiología

Una intrigante firma de carbono podría arrojar luz sobre la vida en Marte

Fue descubierta en muestras recolectadas en la zona del cráter Gale

Una intrigante firma de carbono podría arrojar luz sobre la vida en Marte
3
Se lee en minutos
Pablo Javier Piacente

Una huella de carbono identificada en muestras obtenidas por el rover Curiosity aumenta las posibilidades de descubrir vida antigua o actual en Marte: ahora, la NASA buscará más elementos que permitan confirmar algún tipo de actividad biológica.

Después de analizar muestras de roca en polvo recolectadas de la superficie de Marte por el rover Curiosity, los científicos de la NASA determinaron que varias de las muestras son ricas en un tipo de carbono que en la Tierra está asociado con procesos biológicos. Si bien el hallazgo es intrigante, no confirma la vida en Marte: debería complementarse con evidencia concluyente de la biología antigua o actual en el planeta rojo, como formaciones de rocas sedimentarias producidas por bacterias antiguas o una diversidad de compuestos orgánicos complejos.

En un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los científicos estadounidenses desarrollan varias explicaciones para las señales de carbono inusuales que detectaron. Concretamente, las muestras provienen de un orificio de perforación realizado por Curiosity en la región del cráter Gale: parte de los materiales analizados están enriquecidos con carbono-12.

¿El ciclo de la vida en Marte?

Las hipótesis de los investigadores para explicar este hallazgo se extraen en parte de las firmas de carbono en la Tierra, pero al mismo tiempo los científicos advierten que los dos planetas son tan diferentes que no pueden obtener conclusiones definitivas basadas en ejemplos terrestres. Según una nota de prensa, a pesar de las dudas y del largo camino que falta recorrer para confirmar alguna forma de vida en Marte, los especialistas sostienen que están descubriendo múltiples e interesantes indicios al respecto. 

En la Tierra, el carbono-12 es el más abundante de los dos isótopos estables del elemento carbono. Constituye el 98,89 % de todo el carbono terrestre: integra 6 protones, 6 neutrones y 6 electrones. Sin embargo, los astrónomos sostienen a partir de las muestras analizadas que el ciclo del carbono marciano es bastante distinto al de la Tierra actual.

El ciclo del carbono es imprescindible para la vida: en nuestro planeta, es la forma en la cual este elemento circula a través de la atmósfera, los océanos, la superficie y el interior de la Tierra, concretando una serie procesos que conforman un complejo ciclo biogeoquímico. Para confirmar que la huella de carbono identificada en Marte procede de un proceso similar, los científicos necesitan descartar cualquier otra posible causa de su presencia en las rocas marcianas. 

Tres caminos posibles

Quizás la interpretación más sugerente es que bacterias antiguas presentes en la superficie de Marte habrían producido una firma de carbono única, al liberar metano a la atmósfera. Allí, la luz ultravioleta habría convertido ese gas en moléculas más grandes y complejas. A su vez, estas nuevas moléculas habrían “llovido” sobre la superficie marciana y ahora podrían conservarse con su firma química distintiva, explicando la presencia de carbono-12 en las rocas del área del cráter Gale donde se obtuvieron las muestras.

Por otro lado, los investigadores también analizan otras dos posibles explicaciones no biológicas. Una indica que la firma de carbono podría haber surgido de la interacción de la luz ultravioleta con el dióxido de carbono de la atmósfera marciana, produciendo nuevas moléculas que contienen carbono y se habrían asentado en la superficie. 

En tanto, la segunda posibilidad no ligada con procesos biológicos sería que el carbono se originó en un evento cósmico extraordinario hace cientos de millones de años, cuando el Sistema Solar pasó a través de una nube molecular gigante, la cual contenía el tipo de carbono identificado. 

Noticias relacionadas

Como conclusión, los especialistas resaltaron que para terminar finalmente con el misterio en torno a la existencia de vida pasada o actual en Marte, es crucial no pensar en términos terrestres: se deben descubrir los fundamentos de la química, la física y los procesos ambientales en Marte para hallar una respuesta definitiva. 

Referencia

Depleted carbon isotope compositions observed at Gale crater, Mars. Christopher H. House, Jennifer L. Eigenbrode, Paul R. Mahaffy et al. Proceedings of the National Academy of Sciences (2022). DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2115651119