El Planeta Nueve podría no existir

El Planeta Nueve podría no existir
Se lee en minutos

Un nuevo estudio de un equipo internacional de investigadores refuta la existencia del Planeta Nueve, que en 2016 había sido aparentemente descubierto luego del hallazgo de un agrupamiento de mini-planetas más allá de Neptuno, indicando la fuerza gravitacional de un astro de mayores dimensiones. Ahora, la nueva interpretación sostiene que el hallazgo fue parte de un sesgo de observación, ya que actualmente no hay registros del mencionado agrupamiento.

¿Existe un enorme mundo helado más allá de Neptuno, en la periferia de nuestro Sistema Solar? En 2016, un grupo de astrónomos del Instituto de Tecnología de California parecía haber terminado con la incógnita: el Planeta Nueve era una realidad. Lo afirmaban en su estudio ante la presencia de un grupo de objetos transneptunianos, cuyo comportamiento solamente podía explicarse frente a la existencia de un cuerpo de mayores dimensiones, que ejercía fuerzas gravitacionales sobre estos mini-planetas.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de investigadores refuta con claridad las bases de este aparente descubrimiento. Según un artículo publicado en Phys.org, los científicos sostienen que el hallazgo de 2016 se basa en un sesgo de observación, motivado por la forma en la cual se observan las regiones estudiadas.

La incógnita del agrupamiento

Para poder capturar con un telescopio el supuesto grupo de mini-planetas más allá de Neptuno, los astrónomos necesitaron enfocarse en un área concreta del espacio y en un día determinado. Teniendo en cuenta la naturaleza cambiante del cosmos, ese tipo de observaciones puede dar lugar a sesgos naturales y, en consecuencia, a resultados poco fiables o dudosos.

De acuerdo a la visión de los científicos responsables del nuevo estudio, que fue publicado recientemente en arXiv, los sesgos de la observación realizada hace cinco años son más que evidentes: para ellos, no hay ninguna evidencia en la actualidad del agrupamiento único de objetos transneptunianos que se constituyó en el principal fundamento del trabajo previo.

Para llegar a esta conclusión, los especialistas obtuvieron datos de múltiples telescopios en diferentes partes del mundo, que en ninguno de los casos había sido utilizado en la investigación anterior. Analizaron trayectorias elípticas y construyeron simulaciones, determinando finalmente que el agrupamiento de mini-planetas no existe o que, por lo menos, no es posible comprobar su existencia hasta el momento.

Una duda que persiste

A pesar de la contundencia de los resultados de su investigación, los científicos no creen que sea factible aún descartar completamente la existencia del Planeta Nueve, aunque reconocen que sus hallazgos reducen considerablemente las posibilidades.

Por otra parte, en 2020 otro grupo de investigadores había reafirmado el hallazgo de 2016, realizando un profundo estudio sobre los agrupamientos de pequeños planetas en la zona de Neptuno. Incluso bautizaron al noveno planeta helado como “The Goblin” o “El Duende”. Para este equipo de científicos, la gran duda a resolver es si en el área cercana a Neptuno existe el buscado nuevo planeta o si, en su defecto, ejerce su influencia un colosal agujero negro.

También el año pasado, astrónomos de Yale University volvieron a insistir en la existencia del Planeta Nueve. Sostuvieron en su estudio que el enigmático astro sería una supuesta súper-Tierra, con una magnitud que podría alcanzar hasta 10 veces la masa de la Tierra.

Hacia el futuro, las dudas podrían terminar en los próximos 10 años porque la misión Legacy Survey of Space and Time (LSST) explorará las regiones periféricas del Sistema Solar y concretamente el área contigua a Neptuno, confirmando finalmente la existencia o no del Planeta Nueve.

Referencia

No Evidence for Orbital Clustering in the Extreme Trans-Neptunian Objects. K. J. Napier et al. arXiv (2021).

Te puede interesar

Foto: ParallelVision en Pixabay.

Video y podcast: editados por Pablo Javier Piacente en base a elementos y fuentes libres de derechos de autor.