¡Iorana creadores!

Iorana es un espacio compartido para creadores

Iorana es un espacio compartido para creadores / IORANA

1
Se lee en minutos

Iorana, el saludo que sirve tanto para decir hola como adiós en rapanui, un término comparable al ciao italiano, es el nombre de esta curiosa e interesante tienda situada en el centro de Gràcia. Se trata de un espacio de creadores y artistas que trabajan a mano y a pequeña escala, mayoritariamente locales, y que Neus Julià selecciona acuradamente para marcar la línea de la tienda.

Con la afición al 'handmade' hay que ir con cuidado, cuenta Neus, porque mucha gente se ha puesto a hacer cosas, y eso está muy bien, pero no todos cumplen los mínimos que Iorana exige. Ella impulsora del proyecto, apuesta por los creadores, pero también cuida los clientes y quiere que los productos estén a la altura en diseño y calidad.

Imitando modelos de negocio que funcionan muy bien en ciudades europeas, como Berlín, Iorana abrió hace dos años y medio para ofrecer el alquiler de sus expositores. Los creadores deciden el precio de venta de sus piezas, sin intermediarios, y Neus se encarga del proceso de venta y promoción a través de sus redes.

En sus estanterías encontraréis marcas de las que hemos hablado en este blog, como los bolsos de La Mar de Nusos o los de Nansa, y los accesorios de Fauna y Flora. También otros que tenemos en la larga lista de pendientes, como las camisetas de Out of Office, hechas con tencel y serigrafiadas a mano, o las alpargatas Espart Bcn, hechas a mano en Barcelona.

Sus marcas vienen y van, pero hay algunas que se han adueñado de algunos estantes como porque han dado en el clavo. Una de ellas es Baby BitesBaby Bites, la idea de dos chicas de convertir los saquitos de dormir para bebés en tiburones de colores, que se han instaurado como un regalo estrella para los recién nacidos. 

Noticias relacionadas

Pero tenéis que ir a revolver porque hay muchas más, siempre tienen entre 30 y 40 diseñadores, y la encontraréis en la calle Diluvi número 10. Nos gusta su apuesta por la producción pequeña y local, por la diferenciación y por el buen gusto de todo lo que hay. No es un modelo único en Barcelona, cada vez encontramos más tiendas compartidas o colaborativas, como  Coshop Oslo, que aún no hemos tachado de la lista de pendientes.  

Este post ha sido publicado en el blog de tendencias sostenibles www.cucdecol.com