Ciencias Planetarias

El rugido de las olas puede ser la banda sonora de Titán

El viento podría causar la formación de olas en los mares de hidrocarburos del satélite

Imágenes compuestas en el infrarrojo cercano captadas por la sonda Cassini, que revelan la luz del sol reflejada en los mares polares de Titán.

Imágenes compuestas en el infrarrojo cercano captadas por la sonda Cassini, que revelan la luz del sol reflejada en los mares polares de Titán. / Créditos: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona/Universidad de Idaho.

Pablo Javier Piacente

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un nuevo estudio muestra que los enormes cuerpos de metano y etano líquidos que envuelven la superficie de Titán, la luna más grande de Saturno, probablemente estén poblados por olas que erosionan las costas, tallando las sorprendentes formas de los ríos y lagos que pueden encontrarse en este exótico mundo.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, sostienen en un estudio publicado recientemente en la revista Science Advances que los enormes mares de hidrocarburos de Titán, una de las lunas del planeta Saturno, presentan intensas olas que moldean sus costas y crean las inusuales formas de estas masas de metano y etano líquidos.

Desde que Titán fue descubierta por Christiaan Huygens en 1655, la superficie de este satélite ha permanecido oculta alimentando misterios, debido a la atmósfera espesa y brumosa que la envuelve. Sin embargo, cuando Gerard Kuiper detectó metano en su espectro en 1944 y la sonda Cassini fue enviada a la órbita de Saturno a principios de la década de 2000, comenzamos a saber algo más sobre la superficie de la luna, como por ejemplo que presenta extensos y brillantes lagos de hidrocarburo líquido.

Olas generadas por el viento

Ahora, los especialistas del MIT han estudiado las costas de Titán y han demostrado mediante simulaciones que los grandes mares de la luna probablemente hayan sido moldeados por las olas, producidas por la acción del viento.

De acuerdo a una nota de prensa, las señales indirectas y contradictorias de actividad relacionada con oleaje se basaron hasta hoy en imágenes remotas de la superficie de Titán. En el nuevo estudio, los investigadores estadounidenses combinaron modelos de evolución del paisaje con mediciones de la forma de la costa en la Tierra.

De esta manera, lograron caracterizar cómo los diferentes mecanismos de erosión costera afectan la morfología de la costa. Aplicando este marco a Titán, revelaron que las costas de los mares de la luna son más consistentes con paisajes inundados que posteriormente han sido erosionados por las olas, en lugar de un proceso de erosión uniforme.

Mares tumultuosos

Según un artículo publicado en Science Alerta, Titán es el único cuerpo conocido del Sistema Solar sin tener en cuenta a la Tierra con gigantescos depósitos de líquido en su superficie. Los científicos buscan determinar si los mares son tempestuosos y dinámicos o, por el contrario, están siempre quietos y no presentan un movimiento significativo.

Esto puede decir mucho sobre las características del satélite y hasta dar nuevas pistas sobre la posible existencia de alguna forma de vida extraterrestre, quizás de tipo microbiano, en esta extraña y enorme luna.

Referencia

Signatures of wave erosion in Titan’s coasts. Rose V. Palermo et al. Science Advances (2024). DOI:https://doi.org/10.1126/sciadv.adn4192