Íntimo y personal

Pablo Motos y Revilla: la emotiva historia que les hace llorar en 'El hormiguero'

El presidente de Cantabria ha acudido en multitud de ocasiones al programa de Antena 3

Pablo Motos y Miguel Ángel Revilla, en ’El hormiguero’, en una imagen de archivo.

Pablo Motos y Miguel Ángel Revilla, en ’El hormiguero’, en una imagen de archivo. / Antena 3

2
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

El presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla es uno de los invitados más habituales de 'El Hormiguero', espacio al que ha acudido en múltiples ocasiones.

Pero la de este lunes fue una ocasión especial, no solo porque el presidente de Cantabria cumplía 80 años, sino porque contó una emotiva historia que hizo llorar a todos los presentes. Incluso el presentador del espacio de Antena 3, Pablo Motos, acabó con los ojos humedecidos.

"Te tengo que agradecer por aquel día del Pilar [12 de octubre pasado, del 2022], porque yo venía muy tocado porque operaban a mi mujer de un cáncer al día siguiente. Te llamé y te dije 'No sé si voy a poder ir'. Ella me dijo 'tienes que ir' y pacté contigo que íbamos a llevarlo de una manera que no se notara que yo estaba muy afectado. La operaron y ahora está con la quimio, pero con mucha 'raza'. Y ha venido aquí", explicaba Revilla señalándola.

"No soy Tom Cruise ni Bertín Osborne"

Tras una breve pausa, continuó: "¿Por qué es el amor de mi vida? Es una cosa increíble lo que te voy a contar de esta mujer. La saco 17 años. Yo no soy Tom Cruise ni Bertín Osborne, es lo que hay. Cierto que ella era muy partidaria de mí porque estaba afiliada al partido y yo era el líder. Pero llega un momento en un programa de 'La noria' en que alguien debió de intuir que yo necesitaba un trasplante de riñón y sorprendentemente me llegan seis personas, dos de Cantabria y cuatro de fuera, que se ofrecen para donarme un riñón. No eran ni familiares ni nada. Lo primero que hice fue preguntarles quiénes eran y por qué lo hacían. Una de esas seis personas es Aurora Díaz, mi mujer", desvelaba Miguel Ángel.

Tras una pausa de aplausos, continuó: "Ojo, en aquel momento yo no era presidente ni era nada. Era un tío al que insultaban por la calle por no haber tragado y por no haber hecho un pacto, que me pudiera haber hecho rico. No era nadie, era un piltrafa", aseguraba.

Ojos llorosos

Pablo Motos, visiblemente emocionado y con los ojos enrojecidos, prosigue: "Me llamas para decirme que tu mujer tenía un cáncer, que estabas muy tocado. Venías del desfile de la Hispanidad, y el rey te había preguntado qué te pasaba. No se lo dijiste, pero estabas hecho polvo [...]. Esa noche viniste a 'El hormiguero' destrozado. Hiciste un Hormiguero acojonantemente bueno", le reconocía el presentador.

Motos, con voz entrecortada, prosiguió: "Aurora está aquí porque es una 'crack'. Ha tenido una operación de colon y después la quimio ha sido... Y es dura. Aurora ha sacado fuerzas... Joder...", finaliza haciendo esfuerzos por no romper a llorar.

Noticias relacionadas

"¡Cómo se nota que eres amigo mío!", comenta conteniendo las lágrimas también Revilla. Tras ese emotivo momento, y haciendo gala de su amistad, Pablo Motos pidió que le volviera a cantar la primera ranchera que le dedicó cuando eran novios.

Tras la canción, Aurora habló de cómo llevaba la enfermedad.