Entrevista

Clara Lago: "Yo hago terapia como deporte"

La actriz interpreta a una joven rica con muchos traumas en la nueva serie argentina de Disney+, 'Limbo'

La actriz Clara Lago.

La actriz Clara Lago. / DISNEY+

4
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Clara Lago (Madrid, 1990) es una de esas actrices a las que hemos visto crecer desde nuestra pantalla. 'Compañeros', 'El viaje de Carol' y 'Hospital Central' fueron su carta de presentación siendo todavía una niña y sirvieron como punto de partida de una dilatada carrera que cuenta con taquillazos como 'Ocho apellidos vascos'. El próximo 28 de septiembre estrena 'Limbo' en Disney+, serie argentina en la que interpreta a una niña rica con un pasado oscuro, a medio camino entre 'Succession' (por la mala leche de esos millonarios) y 'Euphoria' (por el trauma de una protagonista que narra lo que la remueve por dentro a través de una voz en 'off'). Detrás de esta ficción están los directores y productores argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat ('Competencia oficial', 'El ciudadano ilustre').

Se está especializando en el acento argentino, que ya demostró que dominaba en películas como 'Al final del túnel' y 'El cuento de las comadrejas'. Aunque aquí ha podido hacerlo más suyo.

Lo que pasa es que mi personaje, Sou, es hija de padres argentinos y se cría allí, pero a los 12 años, por circunstancias que ya se explicarán en la serie, se va España y se queda en el país. Así que por suerte, en este caso, es un acento que podía ser un poco más laxo, no tenía que ser un porteño perfecto. Eso me dio más libertad para sentirme más cómoda y hacer como un híbrido entre el argentino y el español. Básicamente, me lo pude inventar un poco a mi manera.

¿El cambio de 'look' a rubia lo requería el personaje o la nueva imagen se debe a otros motivos?

Eso también lo propuse yo. ¡Creo que tenía ganas de ponerme rubia y vi la ocasión! El personaje es fuerte, potente, con carácter, lleva toda la serie, y a la directora y a mí nos apetecía que se viera muy distinta. Hicimos la propuesta de ponerme el pelo platino y gustó.

Sou es bastante contradictoria: nada más comenzar la serie afirma que le gusta estar con gente pero cuando está rodeada de personas se la ve muy aislada.

Pero yo creo que eso pasa mucho: tener una faceta muy sociable, de mucho hedonismo, del placer superficial, y por otro lado tener un punto casi antisocial, de necesitar volver a uno mismo para conectar. Para mí esa voz en 'off' que narra toda la serie sería como la conciencia que está hablando en los momentos de más conexión que ella tiene, ya sea consciente o inconsciente. En los primeros capítulos es cuando más se ve esa parte frívola, superficial, caprichosa, irreverente e irresponsable de Sou. No es un personaje fácil de llevar porque está muy acostumbrada a que las cosas se hagan a su manera y a salirse con la suya, tiene muy poca paciencia y poca capacidad de frustración. Pero tiene buen corazón y, sobre todo, un pasado de mucho dolor, de abandono. Para mí, el viaje de 'Limbo' es el camino de Sou entrando en contacto con esas heridas y aprendiendo a sanarlas y, a través de ahí, conocerse a sí misma, a su familia y encontrar su lugar.

Da la sensación de que Sou está muy perdida.

Está muy perdida, lo que pasa es que no lo sabe. El tema de la falta de conciencia de uno mismo pasa mucho en la vida. Los procesos internos están sucediendo seamos conscientes o no, y el problema de que no seamos conscientes es que entonces se pueden apoderar de ti y tú vas como una veleta sin saberlo, creyendo que eres quien toma las decisiones, pero realmente no es así. Por eso soy tan fan de la terapia, soy muy friki con todo este tema. Creo que todo el mundo debería hacer terapia. Yo hago terapia como deporte, porque me parece que el autoconocimiento es apasionante y muy necesario para aprender a ser más felices. Si no, tenemos unos mecanismos que enseguida te pueden jugar malas pasadas y boicotearte. Sofía está llena de ellos.

La relación de amor-odio de Sou con su padre, que acaba de fallecer, es uno de los puntales de la serie. Resulta muy llamativa.

Durante toda la serie se va desvelando un poco cuál es ese pasado y cuáles son las heridas de Sou. La relación con su padre y sus hermanos es compleja porque ha habido heridas profundas. El hecho de que Sou, a los 12 años, se vaya a vivir a Madrid y se quede allí no es una decisión propia... Entonces, cuando uno no tiene la voluntad de abrir un poquito la caja de Pandora, vas poniendo parches y vas camuflando esas heridas como puedes como mecanismo de supervivencia, pero ese dolor y ese rencor está por ahí, y la manera de poder sanarlos es arremangarte y meterte en el fango.

"Odio los 'castings', como todos los actores"

¿El personaje estaba escrito para usted o la eligieron por 'casting'?

Aquí no tuve que hacerlo y lo agradecí enormemente, porque odio los 'castings', como todos los actores.

Noticias relacionadas

Disney+ confía en la serie, porque están rodando ya la segunda temporada antes de que se haya estrenado la primera. Algo no muy habitual en estos tiempos...

Han apostado fuerte. Es una muy buena señal de que lo que han visto en esta primera temporada les ha gustado lo suficiente como para apostar por una segunda sin haberse estrenado.