Actor y cantante

Lorenzo Ferro, el ídolo musical de Netflix que viene de Argentina

El artista protagoniza la serie 'Fanático', para la que ha compuesto canciones producidas por Alizzz

Lorenzo Ferro, en la serie ’Fanático’.

Lorenzo Ferro, en la serie ’Fanático’. / NETFLIX / ALBA RUPÉREZ

4
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Netflix aborda el lado trágico de la fama en 'Fanático', su nueva serie española, una ficción rodada en Barcelona a ritmo de trap que, de paso, disecciona la industria de la música urbana. Para ello, cuenta con algunos jóvenes actores con experiencia como cantantes. Como su protagonista, el argentino Lorenzo Ferro (conocido en el mundo musical como Kiddo Toto), y Carlota Urdiales. Él, además, ha compuesto varias canciones para la serie, producidas por Alizzz, que lanzó las carreras de C. Tangana y Rosalía.

Lorenzo, usted interpreta a los dos personajes protagonistas: Quimera, un ídolo musical que muere en mitad de un concierto, y Lázaro, un fan que le suplanta en las redes tras su fallecimiento. ¿Le costó combinar dos personajes tan diferentes? 

Lorenzo Ferro: Nunca antes había hecho dos personajes en el mismo proyecto. Es de esas cosas que piensas que van a ser muy difíciles, pero que cuando las estás haciendo te das cuenta de que era una exageración. Sus mayores diferencias están en sus vidas personales y el punto en común es la fama. Es como si la fama fuese un lenguaje y los dos hablasen el mismo idioma. Saber que había ese nexo de unión lo volvió menos difícil. 

¿Cuál se parece más a usted? 

Lorenzo Ferro: Yo sentía que Quimera era yo cuando estoy en un mundo más oscuro y profundo, y que Lázaro era yo cuando tengo ganas de salir a comerme el mundo.

Carlota, usted interpreta a Mía, la novia de Quimera, a la que le cuesta aceptar que haya un suplantador de su novio. 

Carlota Urdiales: Es un personaje complicado porque está bastante en el medio. Quiere seguir con su vida pero está cabreada, tiene todo el rato el runrún en la cabeza, y es normal que esté enfadada con el impostor, el que está usurpando la identidad de su novio.

¿Se quedó con ganas de cantar en la serie, como hace Lorenzo? 

Carlota Urdiales: Sí, pero mi personaje está muy alejado de eso. Pero fue un plus que la serie tratara la industria musical y que estuviera relacionada con el trap y la música urbana que se está escuchando ahora. Eso va a camelar a la peña joven.

Lorenzo Ferro: Si la serie no te entra por los ojos, lo hace por los oídos.

Carlota Urdiales.


/ NETFLIX

Ambos, aparte de actores, son cantantes. ¿Creen que la serie refleja bien los entresijos de la industria musical?

Carlota Urdiales: Yo es que he estado muy protegida, no han jugado conmigo de esa manera ni lo he permitido. He tenido gente que me ha aconsejado muy bien.

Lorenzo Ferro: Yo también tuve la suerte de que no me vinieran con ninguna movida rara. Pero hay mil casos, como lo que le hicieron a Paulo Londra. La industria de la música puede ser muy 'heavy', es muy dura. Yo, por suerte, estoy con un sello independiente que me da muchas libertades y estoy tranquilo, pero conozco gente que vivió cosas muy feas en la industria de la música, y otra que vivió cosas impresionantes. 

Pero Lorenzo no aspiraba a ser actor como su padre (el argentino Rafael Ferro) ni cantante, sino cocinero.

Lorenzo Ferro: Ser cocinero sería mi sueño. Pero es que yo no sabía qué quería hacer. Cuando estaba en esa edad en qué no sabía qué quería y tu padre te dice que tienes que entrar en la facultad, me apuntó en diseño gráfico. Y nunca terminé yendo. Se me dio la vuelta a la tortilla en la vida, pero me encantaría ser chef.

Los personajes que le han tocado hasta ahora, en la película 'El ángel' y en la serie 'El marginal', son chicos complicados, igual que los que hace en 'Fanático'. ¿Casualidad?

Lorenzo Ferro: Sí, uno es un asesino, otro cae preso, el de 'Fanático' es una persona que se quiere convertir en otra... Son unos marcianos. Sería un buen desafío hacer de un oficinista o de un futbolista, alguien que tiene las rutinas más cotidianas.

Carlota, ¿usted de pequeña sí que quería dedicarse a la música, al contrario que Lorenzo?

Carlota Urdiales: Yo de pequeña quería ser cajera del súper, para que te hagas una idea de mis ambiciones. O profesora. Lo de la música me vino más tarde. Siempre la he tenido en casa, porque mi padre es músico, así que no quería saber nada de este tema.

Noticias relacionadas

Pero al final acabó cambiando de idea.

Carlota Urdiales: A los 11 años hice una serie, 'Pelotas', y experimenté lo que es estar en un rodaje, el engranaje, y me gustó ese mundillo. A los 16 o así, entré en una especie de presión de qué quería hacer con mi vida y mi padre me dijo: ¿Te gusta la música? Pues apúntate a estudiar bajo. Luego lo dejé. Y como me gustaba actuar, fui haciendo cursos, tanteando el terreno, a ver dónde estaba más cómoda, qué se me daba mejor. Estos últimos años han sido de tenerlo un poco más claro, pero siempre he vivido con la indecisión continua.

Temas

Series Trap