Estreno el martes, 31

'Los Borbones': el relato nunca contado sobre una familia desestructurada

La Sexta y Atresplayer Premium (donde se emitirá) ofrecen el primer capítulo de la 'docuserie' que hace un retrato en seis capítulos de la familia real y los paralelismos con sus antepasados

La familia real cuando aún estaba solo compuesta por Juan Carlos I, Sofía, el príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina

La familia real cuando aún estaba solo compuesta por Juan Carlos I, Sofía, el príncipe Felipe y las infantas Elena y Cristina / Archivo

6
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Érase una vez un país que disfrutaba con las imágenes en papel ‘couché’ de su idílica familia real. Un país, más juancarlista que monárquico, que oía rumores que los medios de comunicación habían optado por silenciar, por lo que vivía feliz sabiendo que tenía un rey campechano que cuando hacía falta se ponía firme. Tanto como para parar un golpe de Estado militar. Pero el cuento de príncipes y princesas tendría un final de opereta, precipitado por un lujoso safari en plena crisis económica que abrió la veda a que la prensa fuera contando lo que no había osado desvelar. 

No obstante, no había hasta ahora un documental que ofreciera un relato sobre esta familia tan real como “desestructurada” (como se define en el audiovisual), algo inaudito en una España que hace mucho que vive en democracia. La periodista Ana Pastor (‘El objetivo’, ‘Nevenka’) y el creador de ficción Aitor Gabilondo (‘Patria’, ‘Entrevías’) han unido sus talentos para poner fin a esta carencia. El resultado es una ‘docuserie’ de seis capítulos, ‘Los Borbones: una familia real’, que estrena su primer capítulo este martes, 31 (22.30), en La Sexta (en abierto) y en la plataforma digital Atresplayer Premium, donde se emitirá el resto.

“El proyecto nació de la pregunta de cómo es posible que en España no hubiera un serie sobre este tema”, se admira Pastor, quien advierte de que “no hay mejor guion basado en hechos reales que el que nos ofrece la familia real”. Del mismo parecer es Gabilondo: “Ha llegado el momento de hablar para devolver ese resentimiento de una generación, la de la Transición, que tuvo que confiar en Juan Carlos y se llevó una decepción tremenda. Intentaron creer en él y fue el Lance Armstrong de la monarquía”. Y todo eso se narra con un tono equilibrado. “Entre la felación y la guillotina hay un camino intermedio. Y lo hemos conseguido”, afirma el creador..  

Cuentan que, pese a que la Casa Real tenía información de lo que estaban haciendo, no han tenido que contar ni el contenido ni pasarles un visionado. “No hemos recibido ninguna queja ni interés por saber lo que estaba pasando”, asegura Pastor. Aunque las llamadas suelen llegar al día siguiente de la emisión. A José Antonio Antón, director de Contenidos de Atresmedia, no le preocupa. “La serie trata muchos temas de forma muy honesta y con mucho rigor, investigación y documentación detrás”, comenta. “Va a suponer un antes y un después, porque es un ejercicio de democracia poder hablar de todo. No sé si habrá llamadas, pero el resultado merece la pena”, insiste.  

Relato no cronológico

Y ese resultado es un relato contado de forma no cronológica, sino por temas, que abarca toda la historia de los Borbones actuales, con continuos paralelismos con el abuelo de Juan Carlos I, el rey Alfonso XIII, que tenía también una prolífica carrera en el terreno de la corrupción (también fue comisionista) y los amoríos extraconyugales. La infinidad de datos aportados están contrastados, porque es una coproducción de Atresmedia TV, Exile Content y Newtral, la agencia de datos de Pastor, aunque esta destaca por encima de todo “la mirada propia”.

Familia real española

/ AFP

Fue Gabilondo quien insistió en que el relato no fuera cronológico. “Queríamos abordar varias generaciones de esa familia, en la que detectamos que se repetían comportamientos. Desde el punto de vista dramático, me parecía fantástico poder hacer espejo entre Alfonso XIII y Juan Carlos I. Además, mezclábamos varias épocas en todos los capítulos. Si no, habría sido más aburrido. Un poco Canal Historia”, justifica Gabilondo.

Y eso que no se había contado hasta ahora se mezcla con episodios conocidos, a los que se les ha puesto imágenes inéditas. Como la relación de Juan Carlos con Franco. Y como el accidente con un arma que acabó con la vida de Alfonso, su hermano pequeño. Pilar Urbano desvela en el documental, que en el sepelio el príncipe Juan le dijo a su hijo: “Júrame que no lo has hecho adrede”. Y esa tarde tiró la pistola al mar. También se suceden profusión de imágenes en movimiento de Alfonso XIII, como las que le muestran como el primer ‘showrunner’ de cine porno, incluyendo curiosas escenas X centenarias.

Testimonios muy diversos

Además de estos documentos sacados del Archivo Histórico se reúnen testimonios de periodistas, escritores, historiadores, colaboradores y personas cercanas a la Casa Real. Un total de 30 y 40 entrevistados. Algunos aparecen en pantalla y otros han actuado como asesores. Entre los primeros, José Luis Rodríguez Zapatero, Iñaki Gabilondo, Pilar Urbano... “Son muy diversos. De José María Anson a Elizabeth Duval. Gente del entorno de los eméritos y de los actuales”.

No aparece entre ellos Bárbara Rey, uno de los personajes claves en la vida amorosa del entonces Rey, junto a Corinna, aunque sí haciendo declaraciones, documento visual sacado del Archivo Histórico. “Esas son las relaciones que establecemos dramáticamente: Juan Carlos con Bárbara Rey, que es una vedete; Alfonso XIII con una mujer de la farándula, y Felipe VI, con una periodista de TVE. De alguna manera es una familia aristocrática que para la gente normal son marcianos y de pronto ‘bajan’ al pueblo y necesitan conectar con vidas muy intensas y reales”, dice Gabilondo.

Un capítulo para Letizia

“Lo de Bárbara Rey es una parte más. Nos parecía mejor dedicarle más tiempo y recursos a contar cosas de Letizia que no conocíamos”, advierte Pastor, que se muestra orgullosa del capítulo dedicado a ese personaje “casi de ficción” que le provoca mucha empatía: “A Letizia se le han imputado fallos, errores cometidos por la familia... Pero ha abierto muchas puertas de la institución”, asegura Pastor. Y apunta un pasaje: “Se cuenta la primera vez que fue a cenar con los suegros, que no eran unos cualquiera, sino los reyes. Las miradas, cómo fue aquella tarde, y verla después de reina saliendo al balcón diciendo: ‘Hasta aquí he llegado’. Creo que se lo ha ganado”, afirma la periodista

La reina Letizia.

/ EFE / JAVIER LIZÓN

Noticias relacionadas

No ha habido censura y también han evitado la autocensura. Ana Pastor lo aclara muy a lo Ana Pastor. “Yo no sé abordar la información de otra manera. No estoy pensando si a la Casa Real le va a gustar o no. Abordo todo sin complejos y con cabeza”. Gabilondo reconoce que la autocensura siempre revolotea: “Pero es un error trabajar para contentar a alguien: los ‘hooligans’, los fans, los políticos…”. Según el creador, hacen un trabajo público y luego vienen las llamadas, las críticas malas, lo que sea. “Pero se tiene que trabajar con honestidad y no buscar el aplauso facilón. “Con miedo, este documental no se podría haber hecho”, añade Antón.

El segundo capítulo, ‘Los Borbones y el dinero', comienza así: “Juan Carlos podría estar sometido al ‘síndrome Scarlett O’hara’: juro por Dios que, aunque tenga que robar, aunque tenga que mentir, nunca volveré a pasar hambre”. Promete.