Entrevista

Belinda Peregrín, la mexicana española que quiso ser Bárbara Rey

La actriz y cantante es una de las protagonistas de la serie de Netflix 'Bienvenidos a Edén' junto a Sergio Momo

Belinda Peregrín, en ’Bienvenidos a Edén’.

Belinda Peregrín, en ’Bienvenidos a Edén’. / NETFLIX

4
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

La convivencia en la isla de Bienvenidos a Edén, la nueva serie española de Netflix, no resultará tan idílica como parecía en un primer momento en esta serie protagonizada por Amaia Salamanca y Amaia Aberasturi. Allí se encuentran diferentes personajes como los que interpretan Belinda Peregrín (Madrid, 1989) y Sergio Momo (Tenerife, 1996), dos actores con DNI español, pero con raíces americanas: ella, muy conocida también por su faceta como cantante, se crió en México, como deja constancia su pronunciado acento, y él, que participó en la tercera temporada de Élite, tiene orígenes brasileños.

Sus personajes tienen experiencias bastante diferentes de la vida en la isla de Edén en la que se ambienta la trama. Él es un veterano del lugar, mientras que ella es una youtuber de éxito que acaba de llegar. 

Sergio Momo: Él es un chico ambicioso y que tiene claros sus objetivos. Representa todos los ideales de Edén y tiene mucho sentido de pertenencia. Se rige por el control y por sus aspiraciones y considera que el fin justifica los medios.

Belinda Peregrín: África es vanidosa, un poco narcisista, le gusta ser el centro de atención aunque por dentro tiene muchas carencias. Todos los que pertenecen a Edén vienen de vivencias de la infancia muy fuertes donde han tenido muchos traumas y justamente, a raíz de esa vulnerabilidad, Erick y Astrid pueden llevarlos a ese mundo y manipularlos. A África al principio no la terminas de conocer bien, no sabes cuáles son sus intenciones, de repente es buena y luego mala.

 La serie habla mucho de las falsas apariencias. Porque llegan a un sitio maravilloso y se dan cuenta de que no es lo que pensaban, ni tampoco las personas que hay allí. 

Belinda Peregrín: Me encanta que se toque ese tema porque también es un mensaje sobre las redes sociales, que no todo lo que el mundo ve en ellas es lo que es. Es lo que le pasa a África. Tiene fama, dinero, le va bien, y al final te das cuenta de que no tiene nada, de que está sola, tan vacía que acepta, en tan solo un minuto, irse a un lugar que no sabemos ni dónde está ni qué es. Tienes que estar muy desesperado emocionalmente para hacer eso. Y eso pasa mucho en las redes sociales.

Sergio Momo: Nos creemos más inteligentes, que no mostramos tanto como realmente hacemos en las redes.

Bienvenidos a Edén también habla de vivir con la desconfianza. ¿Ustedes son desconfiados por naturaleza?

Sergio Momo: Yo soy bastante confiado. Prefiero equivocarme que ir de desconfiado por la vida, que me parece agotador. Yo le doy el beneficio de la duda a todo el mundo.

Sergio Momo, en 'Bienvenidos a Edén'.


/ NETFLIX

Belinda Peregrín: Pues yo no, yo soy superdesconfiada.

¿Porque ha tenido malas experiencias en ese aspecto?

Belinda Peregrín: He conocido a mucha gente que va de una cosa y al final es otra. Así que soy de esas personas que, hasta que no me demuestres que te puedo abrir mi corazón, no te lo abro.

En la isla de Edén todos son jóvenes y guapos. ¿A ustedes les ha marcado mucho la imagen en su profesión?

Sergio Momo: Hay algo generalizado, que el el tema del casting. Hay unos perfiles y, al final, los productores tienen una imagen muy concreta de lo que están buscando. Como cuando buscan a alguien pelirrojo, por ejemplo. Por eso creo que la imagen es importante, pero luego está el trabajo, y de ahí vienen grandes sorpresas. A raíz de lo que demuestres en el trabajo pueden cambiar el género de personaje, la historia, el color de la piel del actor...

Belinda Peregrín: Yo coincido con él. A lo mejor buscan a una persona que tenga otra complexión, que sea diferente, pero tú, con tu trabajo, puedes sorprenderles. Por ejemplo, yo hice un casting para ser Bárbara Rey, que era un personaje que me encantaba. Me decían que buscaban a alguien más mayor, pero yo quería hacerlo.

¿Y cómo fue?

Belinda Peregrín: Me caractericé, imité la voz, me puse a fumar... Hice el personaje que yo tenía en mi cabeza. No me cogieron, pero yo me quedé tranquila. A lo mejor buscaban otro perfil, pero yo sé que lo hice bien. Así que tu trabajo habla por ti mismo.

Belinda, usted nació en Madrid pero nadie lo diría por el acento mexicano. Porque se crió al otro lado del Atlántico.

Belinda Peregrín: Nací el Hospital Ruber Internacional. Mi mamá me recuerda que es donde nacieron los miembros de la familia real (ríe).

¿Se siente más mexicana que española?

Belinda Peregrín: Me siento de las dos partes. Mi sangre es española y eso no lo puedes olvidar. Y me gusta la comida de aquí, la música...

Noticias relacionadas

¿Creen que ahora mismo trabajar en una serie que pueden ver en 190 países, como ocurre con las de Netflix, es más goloso para un actor que hacer cine?

Belinda Peregrín: Lo es, pero el cine también está padre [expresión mexicana que significa que algo está muy bien]. Es que ver una película tuya comiendo palomitas también es goloso... Además, puedes tener las dos cosas.

Temas

Series