El domingo, en La Sexta

Jordi Évole revive el Oscar de 'Belle Époque' con Penélope Cruz

El periodista reúne en ‘Lo de Évole’ a la actriz de ‘Madres paralelas’, Maribel Verdú, Ariadna Gil, Miriam Díaz-Aroca y Fernando Trueba

El espacio se emite este domingo, 27 (21.25), coincidiendo con la celebración de los premios, en los que Cruz está nominada

Jordi Évole, con Penélope Cruz, en ’Lo de Évole’.

Jordi Évole, con Penélope Cruz, en ’Lo de Évole’.

4
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Jordi Évole celebrará la noche de la 95ª edición de los Premios Oscar a lo grande: con Penélope Cruz, una de las actrices que este año está nominada a un galardón. Porque este domingo, a escasas horas de una entrega que resulta emocionante por partida doble, ya que también opta a un premio su marido, Javier Bardem, se emitirá el programa de ‘Lo de Évole (La Sexta, 21.25 horas) en el que ha reunido, además de a su director, Fernando Trueba, a las protagonistas de ‘Belle Époque’, la película española que hace ya 30 años ganó la segunda estatuilla de la Academia de Hollywood. Ellas son: la citada Cruz, Maribel Verdú, Ariadna Gil y Miriam Díaz-Aroca. "La nominación de Penélope al Oscar ha sido el mejor colofón al programa, que se grabó en febrero, antes de saber que optaba de nuevo a un premio", cuenta el periodista a EL PERIÓDICO.

Como confiesa en un momento del espacio, rodeado por las cuatro actrices, Évole se llega a sentir como Jorge Sanz, el actor que daba vida en el filme al joven que asistía, incrédulo, al interés sentimental, y sexual, que despertaba en las cuatro chicas. Un momento que recoge el vídeo promocional, en el que se ven imágenes del director de 'Lo de Évole' recibiendo a las actrices en la finca donde se grabó intercaladas con las de Fernando Fernán Goméz, el padre en la ficción, haciendo lo propio con sus personajes en la película de Trueba. De hecho, en ese audiovisual Évole confiesa: “He pasado la mayor parte de mi adolescencia queriendo ser Jorge Sanz, y esto me parece lo más parecido".

La actriz Maribel Verdú.

/ Atresmedia

Filme avanzado a su tiempo

Pero, además de lograr reunir tanto talento femenino, el periodista quería hacer con este programa un homenaje al 30ª aniversario de una película que marcó una generación: "A mí me impactó ya en el momento de su estreno. La fui a ver tres veces al cine. Me generaba una sensación de felicidad enorme", confiesa. En el programa, Fernando Trueba, su director, explica que la película enseñaba más el mundo en el que le gustaría vivir que el mundo en el que vivimos. "Tiene un componente utópico, libertario, de tolerancia", le dice a Évole.

Fernando Trueba y Ariadna Gil.

/ Atresmedia

Del mismo parecer es Ariadna Gil, que en el programa de La Sexta dice que es una película avanzada a su tiempo por los temas que plantea ya en 1992. "Es de las primeras veces que en el cine comercial aparece un personaje femenino que vive su homosexualidad con normalidad, incluso la identidad de género, sin que implique ningún trauma. O el suicidio, o la fe", comenta. Y cuenta que lo remata Maribel Verdú asegurando: "‘Belle Époque' es el sitio en el que nos gustaría vivir".

Pequeñas confidencias

Porque este encuentro sirve, además, para mostrar a las actrices sincerarse como nunca. Especial interés despierta Cruz, a la que pertenecer al estrellato de Hollywood podría hacerla más inalcanzable: "Veremos a una Penélope muy relajada y contenta de reencontrarse con sus compañeras de reparto y muy emocionada cuando le enseñamos el vídeo de la prueba de 'casting' que tuvo que hacer para convencer a Trueba, que no la quería para el papel", explica. No había vuelto a ver el vídeo desde que lo grabó hace 30 años. "Es uno de los momentos más emocionantes del programa", comenta Évole.

Noticias relacionadas

"Y veremos a una Penélope muy agradecida con Fernando Trueba y sus compañeras, porque ella es muy consciente, y lo dice explícitamente en el programa, que participar en la película le cambió la vida", afirma. Además de reinvindicativa, porque en un momento la musa de Almodóvar suelta: “Mientras sigan preguntando en las entrevistas cosas que jamás le preguntaría a un tío las cosas van a seguir sin cambiar”. También veremos a una decepcionada Miriam Díaz-Aroca, que confiesa, con amargura, que tras el éxito en Hollywood llegó a "tocar fondo": "Llegas con el Oscar, creyendo que te van a llover contratos, y no", le dice. "También explican cómo cambia una actriz y una mujer, porque entonces rondaban los 18 años y ahora, los 50. Ha sido muy enriquecedor", reconoce Évole.

La actriz Miriam Díaz-Aroca.

/ Atresmedia

La casa del rodaje

El encuentro se celebró en una casa de una localidad cercana a Madrid --a Verdú le resultó familiar porque había rodado allí una película-- que reunía las condiciones de parecerse a la finca portuguesa donde se rodó el filme oscarizado. "Viendo lo contentas y emocionadas que estuvieron todas ellas y Fernando de reencontrarse después de tanto tiempo, uno puede imaginarse la fiesta que debió ser el rodaje, el pequeño paraíso que lograron construir". De hecho, Verdú suelta en un momento del programa que el rodaje fue "un recreo constante". Y para Évole, el programa del domingo, un regalo. De hecho, a las actrices les dice: 'Por este trabajo tendría que pagar'”. Aunque él había soñado con una gran noche temática, con la emisión de 'Belle Époque' tras 'Lo de Évole', pero eso no ha podido ser. A ver si al menos se cumple el sueño de Penélope.