Aviso a navegantes

Compartir la cuenta de Netflix será cada vez más difícil

Una mujer usa la plataforma de streaming Netflix.

Una mujer usa la plataforma de streaming Netflix.

1
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras la reciente subida de tarifas de Netflix -una acción que ya ha denunciado la organización de consumidores Facua- la plataforma de streaming se propone ahora acabar con lo que empezó en marzo pasado: un sistema para evitar que se comparta el servicio de forma masiva.

La idea extendida es que Netflix ofrece varias tarifas en función de con cuantas personas se reparta el servicio y el pago, siendo el máximo cinco perfiles. Aunque el número de personas que pueden ver Netflix a la vez está definido, en realidad, por el número de pantallas del plan de suscripción.

Dentro de la misma vivienda

A pesar de esos cinco perfiles, las condiciones de uso que ofrece la plataforma dejan claro que "el servicio y todos los contenidos que se vean a través de él son para tu uso personal y no comercializable, y no se pueden compartir con individuos fuera de tu hogar".

De hecho, desde hace unos días a algunos usuarios les aparece la notificación siguiente: "Si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitas tu propia cuenta para seguir mirando".

Diferentes notificaciones

El mensaje varía en función del contrato que se tenga con la plataforma y del país en el que se haya contratado el servicio.

De hecho hay países, como Italia, en los que Netflix lleva meses probando otros mecanismos de control, como el envío de un mensaje de texto con un código al teléfono móvil del propietario de la cuenta para que lo introduzca en su perfil, un código que también se recibe por correo electrónico.

Protección

Noticias relacionadas

Fuentes de la plataforma de streaming indican que lo que pretenden es proteger a los suscriptores de problemas de seguridad por hacer un uso indebido de una cuenta.

Es verdad que el método no impide del todo la picaresca de compartir aun estando en hogares diferentes, sobre todo, teniendo en cuenta las 'apps' de mensajería instantánea, pero lo cierto es que sí dificulta esa compartición.