Entrevista con los vencedores

Miki Nadal y Juanma Castaño, ganadores de 'Masterchef celebrity 6': "Verónica Forqué ha sido la participante más querida"

El cómico y el periodista no solo han aprendido a cocinar en el programa, sino a poner en cuarentena los prejuicios

Miki Nadal y Juanma Castaño, compartiendo el trofeo de ganadores de ’Masterchef celebrity 6’.

Miki Nadal y Juanma Castaño, compartiendo el trofeo de ganadores de ’Masterchef celebrity 6’. / RTVE

6
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Miki Nadal y Juanma Castaño se convirtieron anoche en los ganadores de 'Masterchef celebrity 6' con un insólito empate en el concurso de TVE-1. Una final sorprendente no solo porque es la primera vez que dos participantes comparten victoria en el veterano 'talent show', sino porque ambos llegaron al programa con las uñas fuera, después de que el periodista de la COPE se hubiera quejado de lo mucho que se había metido con él el cómico en Real Madrid TV. "Ha sido una persona impresentable en su carrera profesional", llegó a afirmar el primer día el líder de la radio deportiva sobre su actual amigo.

Han conseguido varios hitos en 'Masterchef': que los jueces no se pudieran decantar por un único ganador y hacer llorar a Jordi Cruz, que no es fácil.

Miki: Eso es más difícil todavía que el empate técnico que nos otorgaron. Conseguir emocionar a unos chefs como Jordi con tu relato y tus platos es un triunfo.

Los dos tiraron mucho de la emoción en sus platos en el duelo final, apelando a vivencias familiares.

Juanma: De eso se trataba. Habíamos hecho mucho el gamberro durante todo el programa y el último día tocaba ponerse serio y poner el corazón en lo que habíamos aprendido. Hicimos un menú que, sin hablarlo entre nosotros, coincidió bastante en el cariño por nuestras familias y en el repaso a nuestra infancia y nuestra juventud.

¿Consideran que el empate técnico ha sido justo?

Miki: Sí, porque yo creo que ganar los dos no es llevarte la mitad del premio, sino el doble. Más que el premio de ganar el concurso, ganas también el compartirlo con una persona con la que has estado durante tres meses disfrutando, cocinando, conviviendo, viajando, sufriendo. Es un final casi soñado.

Juanma: A mí me hubiera resultado muy duro que cualquiera de los dos, después del menú que hicimos, cómo lo presentamos, de lo que se vivió en plató, se fuera sin el trofeo. Ayer 'Masterchef' hizo feliz al doble de personas, a todos los que estaban con Miki y a los que estaban conmigo.

Pero comenzaron en el programa con muchos prejuicios el uno del otro.

Juanma: Sobre todo yo, él no. Porque llevaba años dándome palos en '90 minuti' y Real Madrid TV.

Miki: Pero lo mío era todo entretenimiento. Tú te lo tomaste por lo personal y ahí estuvo tu error.

Juanma: Ahora entiendo que tenía que hacerlo para alimentar a una niña preciosa que se llama Carmen y que es ya la hija de España, con lo cual lo comprendo perfectamente. Por mi parte ha nacido un nuevo Miki.

Miki Nadal: "Ganar los dos no es llevarte la mitad del premio, sino el doble"

¿Se dieron cuenta pronto de que acabarían llevándose bien?

Juanma: A los cinco minutos. Al principio dije: no le pienso hablar. Y luego vi que me iba a caer bien.

Miki. Yo antes de entrar ya sabía que Juanma me iba a caer bien. Porque le oía por la radio y me parecía que su estilo de humor, de expresarse, iba a casar perfectamente conmigo.

¿Qué han aprendido en 'Masterchef', aparte de cocinar?

Juanma: He aprendido que hay una cosa que se llama entretenimiento y que tienes que aceptar las críticas y reírte de ti mismo. A decir 'sí, chef' después de un veredicto duro en lugar de enfrentarme o ponerme chulito, y a esforzarme con temas que no controlo.

Miki: Y también a poner en cuarentena los prejuicios y la visión que tenemos anticipada de cómo creemos que son las personas. Porque con la convivencia te das cuenta de que no tienen nada que ver con la idea preconcebida que tenías.

Cuando les dijeron que iba estar el otro, ¿pensaron en no ir al programa?

Juanma: Yo pensé a ver cómo saldría esto, pero no tanto como para vetar su presencia o abandonar. Es un chaval al que le pondría una zancadilla, pero no le daría con un palo en la cabeza.

Miki: Yo lo consideré como un aliciente más, o una desventaja. Como cuando te dicen: no puedes cocinar con horno. Eso era Juanma para mí.

No empezaron a brillar en las cocinas hasta la semifinal. ¿Esta evolución fue porque ya no estaba Verónica Forqué?

Juanma: No. Sino porque el hecho de que nosotros estuviéramos tranquilos, de que no tuviéramos muchas pretensiones de victoria, nos hizo afrontarlo con más tranquilidad. Nos vino muy bien a los dos no ser favoritos.

No eran favoritos e incluso Miki fue repescado, pero venía con el aval de ser amigo de David Muñoz.

Miki: Es mi amigo, pero no estaba dándome clases. Lo que me permitió es ir a sus cocinas, ver cómo trabajaban por allí, pero no para enseñarme, porque tenía que atender sus negocios, que son muy sacrificados.

Juanma Castaño: "Nos vino muy bien a los dos no ser favoritos"

¿No le ayudó a diseñar el menú final?

Miki: Sí, fue totalmente elaboración de él. La idea y el concepto, lo que quería transmitir, se lo comuniqué yo, y enseguida David lo supo plasmar en ese menú que reflejaba un poquito mi vida en tres décadas.

Juanma: Yo fui a Marcos Morán, de Casa Gerardo. Era un menú basado más en la tradición pero con técnicas de vanguardia que habíamos aprendido en el programa. A falta de cuatro semanas, tuve la fortuna de empezar a ensayarlo como podía.

¿Tuvieron que morderse mucho la lengua para no responderle a Verónica Forqué, que tanta caña daba a los compañeros en las pruebas de exteriores?

Miki: A mí me descolocó mucho la primera vez, pero enseguida me di cuenta de que eso iba a ser así a partir de entonces. Disfruté mucho viendo cocinar a Verónica Forqué.

Cuesta creerlo, viendo sus arranques.

Juanma: Es que Verónica ha sido la salsa de este 'Masterchef', que va a ser recordado por ella. Y fuera de los cocinados de exteriores, Verónica es probablemente la participante más querida, junto con Carmina [Barrios]. Es una mujer cariñosa, buena compañera, simpática. Lo que pasa es que se pone muy nerviosa en los cocinados de exteriores. Pero bueno, nosotros también tenemos otros defectos. Vamos, que la adoramos todos mucho.

¿No se picaron con los adjetivos que le pusieron los jueces y compañeros? Juanma, usted era el triste, el cenizo, el gruñón.

Juanma: Es que en algunos momentos era así, y no pasa nada por aceptarlo. Yo sé que muchas veces no he sido positivo y no he mirado hacia delante con el optimismo que debería. Al final, con esas cosas lo que he hecho es casi venirme arriba.

Miki, usted ere la mosca cojonera.

Miki: Y me encantaba serlo. He disfrutado dándole caña a mis compañeros, pero lo bonito es que ninguno se ha enfadado. Todos han aceptado mis bromas y han tenido claro que era parte del espectáculo.

Noticias relacionadas

Miki cumplió su promesa y se hizo la cresta de David Muñoz porque había llegado al duelo final. ¿Juanma, usted cumplirá la suya, que dijo que se iba a casar si ganaba?

Juanma: Es que hacerse una cresta no es lo mismo que casarse, tienes que liar una tremenda… Pero no me importa que me lo recuerden, es motivo de felicidad y alegría. 'Que vayamos a muchas bodas y a pocos entierros!