Tú y yo somos tres

Crítica de Monegal: Venganza: “¡Hazles fotos y sácalos feos y gordos!”

Crítica de Monegal: Venganza: “¡Hazles fotos y sácalos feos y gordos!”
2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Este fin de semana la cadena Tele 5 ha estado entretenida (‘Sálvame’, ‘Viva la vida’, ‘Sábado Deluxe’) montando una guerra fratricida entre las hijas de la señora Campos, o sea, Carmen y Terelu. Nos decían en el ‘Deluxe’: «¡El clan de las Campos está sumido en una lucha descarnada!».

Y sobre un rótulo que advertía: «¡Terelu lanza la bomba atómica contra su hermana!» pusieron unos sacos terreros envueltos en alambres de espinos, escenificando una trinchera tras la que parapetarse. Hombre, hay que comprender a las hijas de la señora Campos. Se han dado cuenta de que eso de despellejar a la familia y sembrar el plató de vísceras –el caso de Kiko con su madre la Pantoja, el caso de Rocío Carrasco con toda su parentela hija incluida, etc..– ese tipo de carnicerías Tele 5 las paga muy bien. Y claro, se acercan las navidades, se avecinan gastos, y una buena refriega, hermana contra hermana, en Mediaset te la retribuyen de fábula. Pero ha habido también otro ingrediente en sus parrillas que merece una atención especial. Por imaginativo. Por ingenioso. Y sobre todo por ser una perfecta estrategia de venganza. Me refiero a la ‘celebrity’ Mar Flores. Tele 5 nos ha contado lo que ha descubierto sobre ella.

Noticias relacionadas

Resulta que esta hermosa dama tiene un novio mexicano, un empresario muy acaudalado, pero se ha enterado de pronto que este rico 'pollastre' tiene otras tantas señoras, desperdigadas por el mundo, esperándole. ¡Ahh! Y aquí viene la 'vendetta’. El escarmiento. La perfecta estrategia de venganza que Mar Flores ha puesto en práctica. Ha contratado a un acreditado paparazi, nombre en clave ‘Miami’, y le ha dicho: «Aquí te mando donde estará el mexicano en las próximas semanas. Vas y le pillas. Le vas haciendo fotos con sus amantes. Lo que más me interesa es que les saques feos, gordos, lo más feos que puedas. ¡Usa el photoshop!».

Y T-5 nos enseñó las instrucciones, los mensajes telefónicos, que le mandaba al paparazi Miami’. ¡Ah! Qué plan más perfecto el de esta dama. Sacar fotos al mexicano, y a base de photoshop, que aparezca viejo, gordo, decrépito, y a sus amantes igual, como unas piltrafas. No concluye aquí el escarmiento. «Nos repartiremos entre tú y yo el porcentaje» dice el último mensaje al paparazi. O sea, venderemos las fotos ¡y nos embolsaremos una pasta! ¡Ah! Me descubro. Venganza y negocio forman una combinación insuperable.