Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Cayetana y su fórmula para ‘arreglar’ Catalunya

Cayetana Álvarez de Toledo (‘FAQS’, TV-3). 

Cayetana Álvarez de Toledo (‘FAQS’, TV-3).  / El Periódico

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Creo que no les ha salido la entrevista que querían. Hoy Cayetana Álvarez de Toledo es noticia por sus andanadas al PP, su propio partido, compendiadas en el libro ‘Políticamente indeseable’ que acaba de publicar. La invitaron en el templo de ‘Preguntes freqüents’ ('FAQS', TV-3) y me parece que lo que pretendían era ir en ese sentido: que fuera desgranando sus desencuentros con Pablo Casado, y sus perdigonadas al secretario general del partido, Teodoro García Egea. Las preguntas que le hicieron fueron inicialmente en ese sentido. Pero Cayetana, con gran habilidad, le fue dando la vuelta a la tortilla. De entrada marcó línea advirtiendo que TV-3 le había ofrecido hacer la entrevista con traductor por el pinganillo, por si no entendía el catalán, y puntualizó: "No lo acepto, y además no lo necesito. El pinganillo es símbolo de extranjería. Aquí todos somos españoles". Así comenzó marcando el rumbo de su intervención.

Noticias relacionadas

Y, efectivamente, más que hablar de la guerrita interna en el PP habló básicamente de Catalunya. Dibujó la situación así: "Lo que ocurre aquí en el resto de Europa está perfectamente identificado: es el tribalismo, el regreso a lo más visceral del ser humano, es el nacionalismo excluyente y retrógrado, que ha dejado a la mitad de Catalunya en el más absoluto desamparo. El procés ha fracasado, y Catalunya está en decadencia". No es nuevo este retrato. Cayetana lo ha expresado muchas veces. La originalidad de la sesión, a mi juicio, fue cuando nos contó su fórmula para ‘arreglar’ Catalunya. Consiste en cuatro puntos referidos a esa mitad que el nacionalismo tiene en el olvido: "Presencia, prestigio, poder y presupuesto", y recalcó: "En lugar de repliegue del Estado, despliegue". No parece que la famosa mesa de diálogo, ni de un lado ni del otro, vaya a ir en ese sentido.

De esta sesión del ‘FAQS’ a mí me pareció más puntiaguda la entrevista en Londres a Paul Preston. Este notable historiador gusta mucho a TV-3. Suelen recurrir a él a menudo. Hablaban de la votación por el Brexit, y como que salió el sí, la entrevistadora, ilusionada, le recordó: "¡En el referéndum del 1-O también salió el sí!". Y entonces Preston, esbozando una sonrisa, contestó: "Aquello fue irrelevante. Aquel referéndum no tenía ninguna base legal". ¡Ahh! ¡Vaya! También es mala pata desplazarse hasta Inglaterra y que no te digan lo que quieres oír.