Tras meses alejada de casa

La princesa Charlene regresa a Mónaco ya recuperada de su grave infección

La mujer de Alberto de Mónaco permanecía en Sudáfrica desde que enfermó en mayo, fue operada en agosto y posteriormente en octubre tras sufrir una recaída

La princesa Charlene, con su marido, Alberto de Mónaco.

La princesa Charlene, con su marido, Alberto de Mónaco. / Eric Mathon / Palais Princier

1
Se lee en minutos
El Periódico

La princesa Charlene ha regresado a Mónaco este lunes tras pasar varios meses en Sudádrica recuperándose de la operación a la que tuvo que someterse tras sufrir problemas de salud en su visita a ese país, según han informado fuentes de la familia real monaguense. El avión real en el que viajaba la princesa ha aterrizado en Niza procedente de la ciudad sudafricana de Durba, donde se hallaba desde principios del mes de septiembre pasado.

Charlene, de 43 años, que es de nacionalidad sudafricana, se había sometido a una operación el pasado 13 de agosto, de la que han trascendido pocos detalles. Pero, poco después, a principios de septiembre, tuvo que ser ingresada de urgencia en el Hospital Netcare Alberlito, tras desmayarse en el hotel donde se hospedaba, debido a las complicaciones de la grave infección de oído, nariz y garganta que había contraído en mayo. El ingreso lo hizo con un alias para perservar su intimidad. En octubre tuvo que ser de nuevo operada.

Noticias relacionadas

Con sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriela.

/ Erix Mathon/ Palais Princier

En esos meses en los que no ha podido salir de su país de origen la exnadadora olímpica ha ido recibiendo la visita de su marido, Alberto de Mónaco, y sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriella, de 6 años, la han ido visitando. Las complicaciones que ha sufrido en su salud desde hace seis meses y que les ha mantenido separados ha impedido al matrimonio celebrar su primeros 10 años de casados, que se cumplieron el pasado 2 de julio. Hasta ahora no ha podido volver a Mónaco ya que la presión que hay dentro de la cabina del avión habría podido agravar su dolencia.