Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: nuevo candidato, armado, para dirigir TV-3

Posible director de TV-3 (‘Fake night’).

Posible director de TV-3 (‘Fake night’).

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

En vista de que el comité de empresa y el consejo de profesionales de TV-3 acaban de hacer público un manifiesto exigiendo la renovación de los cargos directivos de la Corporació (CCMA), en el programa ‘Fake night’ Oriol Parreño está acelerando la búsqueda de nuevo director para TV-3. Está realizando un ‘casting’ muy luminoso. Parece que la primera candidata que nos presentó, Pilarín Bayés, ha sido rechazada. No por ser devota de Waterloo, seguramente, sino porque quizá consideran que le falta tono muscular y fiereza. No es el arte de los pinceles y las suaves acuarelas lo que desean para capitanear ‘la seva’. 

Noticias relacionadas

Esta semana, no obstante, creo que Parreño ha encontrado un director con posibilidades de éxito. Nos lo presentó el pasado jueves. Es Jair Dominguez. Se presentó apuntándonos a todos con un fusil tremendo. Fue una estampa consecuente. Si TV-3 lleva desde 2017 siendo el brazo armado de la agitación, inducción, tergiversación y propaganda del ‘procés’, algunos quieren que ante esta nueva etapa de cierto desencanto ‘indepe’ se acentúe el carácter guerrero de TV-3. Defender la fe, y sobre todo amenazar a los herejes con ser pasados por las armas, podrían ser las nuevas tareas para el artefacto de Sant Joan Despí. Hasta ahora lo han estado haciendo muy bien, pero parece que en Waterloo no están satisfechos: consideran que deben explicitar más su fiereza. En un momento dado el aspirante a nuevo director, enarbolando la escopeta, exclamó: «¡Interlocutor armado, interlocutos respetado!». ¡Ah! Es interesante esta consigna o santo y seña. Yo creo que es un aviso directo a la Mesa de diálogo, para que más que ser una mesa para hablar, sea una trinchera. O sea, un lugar de odio, lleno de disparos y perdigonadas continuamente.

Si prospera este nuevo diseño de director de TV-3, armado con fusil, sería el triunfo de la línea Waterloo, que se basa en cuanta más pelea y enfrentamiento, mejor que mejor. Los autores del manifiesto por la renovación de la Corporació aspiran a que los cargos no sean elegidos por cuota de partidos. ¡Ah! Es una ensoñación tan hermosa como ingenua. Aquí lo que se está cociendo de verdad es si los peones de Waterloo (Junts) seguirán armados copando los puntos clave de TV-3. O si ERC va a tomar el mando con sus soldados más cualificados, que también los tiene. Con el resto de la tropa no hay problema. Seguirá obedeciendo.