Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Las hijas se apuñalan, Bigote y la Campos aguardan

Gabriela Arrocet y Carmen Borrego (T-5).

Gabriela Arrocet y Carmen Borrego (T-5).

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

A Bigote Arrocet ya lo han sacado de la ratomaquia ‘La casa de los secretos’. Es natural. Encendida la mecha de su tormentoso final con la señora Campos ahora T-5 le necesita fuera, para que vaya explosionando por los platós. Nada más salir de la jaula de Guadalix, Bigote les mandó a las Campos el siguiente mensaje: «¡Si queréis más marcha, la tendréis!». 

O sea, fiel a su contrato con la cadena, ya está preparando el campo para la gran batalla final. Para darle a esta guerrita un poco mas de chisporroteo, T-5 mandó el otro día a sus cotillas del ‘Deluxe’ que conectasen con Santiago de Chile. Allí les estaba esperando, recién contratada, Gabriela, hija de Bigote. Aunque entre ella y Carmen –hija de la señora Campos– mediaban 10.000 Kilómetros de distancia, consiguieron una escaramuza muy notable. Destilaban bilis. Los ojos les brillaban como puñales. Yo creo que a esta hija de Bigote la van a meter en un avión dentro de nada para que se venga para acá y ayude a encarnizar la batalla.

Noticias relacionadas

Estos contratos que Mediaset brinda a las hijas de ambas partes, no son tanto para que defiendan a su progenitor o progenitora, sino para que se vayan descuartizando a la espera del gran holocausto, cuando consigan el cara a cara entre Bigote y la señora Campos. No les puedo asegurar que esto suceda. Pero como decían en la tercera temporada de ‘Borgen’, la que sigue siendo una de las mejores series del catálogo de Netflix: «El caballo que ha trabajado en un circo añora el olor del serrín de la pista». En este caso, además de añorar el serrín la pista, la cuantía del contrato es fundamental para que ambos contendientes acepten hacerse un poco de pupa y corra la sangre.

Lo tremendo de T-5, por el momento, es que con las dentelladas entre las hijas no consiguen –ni siquiera con Bigote de por medio– la expectación deseada. Concluye septiembre y todo apunta a que volverán a perder el liderazgo. Les queda, eso sí, una bomba muy letal: el segundo capítulo de la ‘telenovela Rocío Carrasco’, que promete ser un espectacular baño de pus contra ‘títo’ Amador y contra Ortega Cano. Les queda también la continuación de Paquirrín ‘El matricida’. Aquí también solo hace falta un poco de alpiste monetario y el asunto queda inmediatamente reactivado. ¡Ah! Veremos por cuál de los dos bombazos se decide T-5. Tienen prisa. Hay hambre.