Entrevista

Lucía Caraballo, la hija (televisiva) de Javier Gutiérrez que no encajaba en el instituto

La actriz de 'Estoy vivo' habla de 'La reina del pueblo', la serie que protagoniza en Flooxer y Atresplayer Premium

La actriz Lucía Caraballo.

La actriz Lucía Caraballo. / Romero Luque

5
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

A sus 22 años recién cumplidos, Lucía Caraballo (Madrid, 1999) puede presumir de haber sido la hija (televisiva) de Javier Gutiérrez en 'Estoy vivo' y haber protagonizado ya su primera serie, 'La reina del pueblo'. En esta comedia gamberra disponible en Atresplayer Premium y Flooxer interpreta a una joven dispuesta a todo para ser elegida miss de su localidad durante las concurridas fiestas veraniegas, aunque su empecinamiento por lograr su objetivo la ponga en muchos aprietos e incluso en ridículo en más de una ocasión.

¿Inma, su personaje, no pierde demasiado la cabeza por lograr coronarse a toda costa como la reina del pueblo? 

Totalmente, se le cruzan los cables y se le va de las manos hasta puntos terroríficos. Una de las cosas que más me gusta de la serie es cómo evoluciona el personaje. Inma es totalmente impredecible y conocemos una faceta nueva de ella en cada episodio. A lo largo de la serie, paga el precio de su ambición.

En la serie participan actores veteranos como Melani Olivares, Roberto Álamo y Canco Rodríguez, pero el peso principal lo llevan usted y los personajes más jóvenes.  

¡Hacía tanta falta una serie de jóvenes en tono de comedia! Son jóvenes que tienen problemas de la vida real, no trascendentales, oscuros, profundos o que les atormenten, sino desde la vitalidad de la juventud, las ganas de vivir, conocerse a sí mismo y saber que somos especiales. 

¿No están los concursos de belleza un poco pasados de moda? 

A mí personalmente no me entusiasman, pero aquí no tiene nada que ver porque los personajes no se lo toman como una competición de belleza. El concurso se podría llamar de cualquier otra forma, porque en realidad se trata de ver quién es más competitiva y quién se atreve a sacrificar más cosas por ese título.

Usted es de Madrid, ¿pero sabe qué es pasar el verano en el pueblo y vivir sus fiestas, como muestra esta serie?

No tengo pueblo, pero me acoplaba a los de mis amigos y he vivido muchas fiestas así. Además, no soy del centro de Madrid, sino de Rivas-Vaciamadrid, que está en las afueras, así que entiendo la sensación que tiene Inma de querer comerse el mundo y estar en un sitio que no te lo permite porque no tienes las cosas a mano. Entiendo sus ganas de querer salir de ahí. De hecho, yo con 18 años me vine al centro por eso.

¿Ha sentido responsabilidad al ser su primer papel protagonista? 

Sí, y además había hecho el casting para el personaje de Estefi, no el de Inma. Sentí responsabilidad por hacer un personaje tan humano. Cuando ensayábamos estaba obsesionada con que Inma no cayera mal. Pero Raúl Navarro [el creador] me decía que me olvidara de eso, que no se trataba de que Inma cayera bien o mal, sino que era humana y se equivocaba. Y yo, como actriz, tenía que dejar que se equivocara y no idealizar el personaje.

¿Le sorprendió convertirse en la protagonista si había hecho el casting para otro personaje?

Fue curioso, porque en la primera reunión el elenco ya habíamos leído los guiones pero no sabíamos el papel que iba a interpretar cada uno. Raúl nos preguntó a ver si nos imaginábamos qué personaje íbamos a hacer cada uno y ninguno acertamos. Parte de la gracia de la serie es que no estamos nada estereotipados. Piensas en la mala, y no te imaginas a la de esta serie, y piensas en la reina del concurso, y no piensas en mí. Me parece supervaliente que Raúl no haya cogido a los actores obvios para los personajes.

"En 'La reina del pueblo' me obsesionaba que mi personaje no cayera mal"

En 'La reina del pueblo' coincide con Ana Jara, actriz de 'Soy Luna', una serie de Disney Channel de la que usted hablaba cuando presentaba un programa dedicado a ella en esa misma cadena. 

Sí, soy más pequeña que Ana y no llegué a hacer el 'casting' de 'Soy Luna'. Pero se abrió el de Lu de Luna, que en principio era para el canal de Youtube de Disney Channel y sus redes sociales. ¡Y yo ni tenía Instagram ni veía la serie! Hablaba de ella como si fuera superfan y la gente no se creía que yo fuera actriz. En el programa llegué a entrevistar a Ana. Después de todo eso, ha sido bonito coincidir.

Su rostro empezó a hacerse conocido gracias a 'Estoy vivo'. ¿La serie tendrá una quinta temporada? 

No tengo ni idea. Este año ha tenido menos audiencia, pero me llegan mensajes de que la gente quiere seguir conociendo a los personajes. El final ha quedado abierto, y a mí me gustaría seguir con Bea. Habrá quinta temporada si tenemos nuevas cosas que contar.

Su personaje ha cambiado mucho desde la primera entrega. Lo mismo que usted, que empezó la serie con 16 años. 

Ha pasado de ser la friki del instituto que era superinteligente y sufría 'bullying' a esta Bea Vargas de la cuarta temporada a la que le gusta ligar con los chicos y disfrutar del momento. Ahora ya no es una adolescente perdida, sino una joven que se reconoce a sí misma y se permite ser como es. Quise afrontar a esta nueva Bea partiendo un poco desde el dolor que tiene el personaje, y fue complicado. Me gustaría seguir profundizando en esta nueva Bea más fiestera, pero partiendo de una adolescencia frustrada por el 'bullying', que es un tema muy serio que conozco.

Noticias relacionadas

¿Lo sufrió?

Sufrí el hecho de no encajar en el instituto, que te pongan al margen, que al final es un tipo de 'bullying'. Yo no encajé en el instituto y no me cambié. Animo a la gente que no encaja a atreverse, a buscar su mundo. Bea se centró en la ciencia, y yo en la interpretación, y ahí encontré gente maravillosa. No sentí que sufriera 'bullying' porque siempre he tenido mucho apoyo de mi mundo, de mi familia, y en el teatro tenía muchos amigos, pero no tuve un instituto fácil.