TÚ Y YO SOMOS TRES

La crítica de Monegal: Pere Aragonès, hagiografía con berberechos

La crítica de Monegal: Pere Aragonès,  hagiografía con berberechos
2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Hay un cierto sonrojo general entre los observadores no comulgantes –y en algunos comulgantes también– ante esta hagiografía que ha confeccionado y emitido TV-3 titulada Pere Aragonès, el 'president més jove'. Una batería de opinadores, entre ellos mucho adulador, iban perfilando al nuevo 'president' así: «Ideas claras, coherente (..) No improvisa (..) ¡El más joven de la historia (..) Cartesiano, ordenado (..) De pequeño ya era delegado de clase por aclamación popular (...) A los nueve años de edad hacía redacciones de Navidad sobre la disolución de la Unión Soviética». Hombre, este tipo de empalagosidad ya no la practica ninguna cadena del mundo occidental.

No digo que TV-3 debía haber invitado al epidemiólogo Oriol Mitjà, que se ha especializado en ponerlo a parir. Aragonès se merece una tregua para ver aquello que dice la Biblia: por sus obras les conoceréis. Pero visto lo visto estoy convencido que el primero en sonrojarse ha sido él. Un halago tan desmedido no beneficia: debilita. Esta exaltación de su juventud como sinónimo de infalible garantía, por ejemplo, es inútil. A Kim Jong-Un le invistieron líder supremo de Corea del Norte a los 28 años de edad, y fíjense qué trayectoria lleva la criatura. Tampoco han acertado con la referencia al color político de su familia, a un abuelo suyo en concreto, alcalde de Pineda en pleno franquismo. Cuidado: cada uno es lo que es, no lo que son sus abuelitos. TV-3 sabe que, en Catalunya, hurgar en las familias es peligrosísimo: durante 40 años la burguesía catalana, en un 70% como mínimo, fue absolutamente franquista.

Noticias relacionadas

Me cuenta un espía que en ERC tampoco están satisfechos. Por otros motivos. Consideran que esta hagiografía llega tarde (fue investido hace más de dos meses) y que han esperado a emitirlo cuando medio país ya está de vacaciones. Para que tenga una repercusión diluida. ¡Ah! Parece que en TV-3 la sumisión a Junts x Waterloo no declina todavía. A mí me ha gustado una estampa, seguramente de finales de los 80, cuando Pere Aragonés, un niño todavía, ensarta con un palillo un berberecho de un platito, y se lo cruspe.

Su cara es la de un 'trapella' simpatiquísimo. Yo creo que la elección de ese momento es un aviso a Laura Borràs, que el otro día en 'FAQS' le abrieron una lata de berberechos para ella sola, en exclusiva. Cuidado: el monopolio del berberecho no existe.