Un gag envuelto en la polémica

Una asociación de la Guardia Civil denuncia al programa de TV-3 'Bricoheroes' por incitar a la violencia

En un gag, Jair Domínguez y Peyu se preguntaban si con un trozo de hierro se podría hundir el cráneo de un guardia civil

Jair Domínguez y Peyu, en ’Bricoheroes’.

Jair Domínguez y Peyu, en ’Bricoheroes’. / TVC

2
Se lee en minutos
El Periódico

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado que el programa de humor de TV-3 'Bricoheroes' ha confundido la libertad de expresión con la incitación a la violencia, al preguntar sus presentadores si con un trozo de hierro se podría hundir el cráneo de un agente del instituto armado.

En un comunicado, la AEGC ha denunciado un gag protagonizado por Jair Domínguez y Peyu en el programa de TV-3 'Bricoheroes' en el que se refieren a un trozo de hierro y preguntan: "¿Esto le puede hundir el cráneo a alguien? ¿A un guardia civil por ejemplo?". "Dice un guardia civil porque tienen la piel más fina. Son delicados, no son leñadores", apuntan.

Un portavoz de TV-3 consultado por Efe ha resaltado que hay que tener en cuenta que se trata de un gag dentro de un programa de humor que hace sarcasmo, burla e ironía.

"A nuestro entender el gag carece de gracia, independientemente de que sea el colectivo de la Guardia Civil el afectado; nos parecería igual de grave que se dijera que con ese trozo de hierro se puede hundir el cráneo a un mosso, a un guardia urbano, a un médico, a un bombero", ha señalado la AEGC en su comunicado.

"Burdo sentido del humor"

Según la asociación, en los últimos años la "violencia verbal y física" ha asaltado las calles catalanas, por lo que creen que "desde un medio público, como es TV-3, lo que debe fomentarse es la tolerancia, el respeto al que piensa como tú o diferente y con este burdo sentido del humor se pierde una gran oportunidad de contribuir a mejorar la convivencia".

Noticias relacionadas

Para la AEGC, el derecho a la libertad de expresión se puede ejercer "sin agredir a nadie y por su puesto sin fomentar el uso de la violencia contra ninguna persona, ejerza la profesión que sea", ya que se corre el riesgo de que con este tipo de humor "se dé alas a los violentos y se les incite a apedrear a guardias civiles".

Hace tan solo unos días, TV-3 vio cómo se archivaba el caso por otra polémica de uno de sus programas con los cuerpos de seguridad. El juez consideró que el gag del 'show' de Toni Soler 'Està passant' que comparaba a los Mossos d'Esquadra con perros, a raíz de las cargas en las protestas contra la sentencia del "procés", no tenía la gravedad suficiente para considerarlo un delito de injurias.