El hombre de las mil caras

Raúl Pérez: "Sé que Miguel Bosé se ríe con mi imitación"

El humorista estrena este martes programa propio en Movistar+, 'Expediente Pérez'

Raúl Pérez, como ElRubius, en ’Expediente Pérez’

Raúl Pérez, como ElRubius, en ’Expediente Pérez’ / MOVISTAR+

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Cuando el humorista Raúl Pérez (Madrid, 1976) sale al plató de 'Late motiv' cada noche, uno siempre duda al principio si tiene delante a un imitador o al verdadero personaje al que está retratando. Pedro Sánchez, Fernando Simón, Pablo Iglesias, Manuela Carmena, Iker Jiménez, Rafa Nadal, Matías Prats, Josep Pedrerol y unos 200 famosos más saben lo que es encender el televisor y verse reflejados en las precisas caracterizaciones que hace este hombre de las mil caras en el programa de Buenafuente. Después de explotar sus dotes de Mortadelo la pasada Navidad en 'Imitados a cenar', el cómico vuelve a 'independizarse' de su mentor televisivo con el estreno este martes 15 de junio de 'Expediente Pérez' (canal #0 de Movistar, 22.00 horas), un espacio en el que seguirá desarrollando su don para clonar a múltiples personajes.

El resultado son tres especiales de 25 minutos en los que Pérez se transforma en caras muy conocidas para sacarle punta a temas de actualidad. "Estuvimos valorando la opción de coger temas atemporales, pero optamos por tres que han sacudido a la opinión pública: hacemos una parodia de los 'youtubers' que se han ido a Andorra, de la evolución de las vacunas y de cómo reactivar el turismo en España", enumera.

En ellos recupera algunas de sus ya conocidas imitaciones, como las de Pedro Piqueras, Iñaki Gabilondo, Antonio García Ferreras, Gloria Serra, El Rubius, Miguel Bosé y Sergio Ramos, e introduce dos que nunca se habían hecho en televisión, como las del chef David Muñoz y el 'streamer' Ibai Llanos. Esta última dice que es una de las más complicadas que se ha planteado nunca. "Hay personajes que no acaban de salir y los aparcas durante meses, hasta que te salen. Me pasó también, por ejemplo, con Gabilondo", recuerda Pérez, que confiesa que nunca ha recibido reproches por parte de los personajes a los que calca. "Gracias a Millán Salcedo me he enterado de que Miguel Bosé se ríe con mi imitación. Estoy convencido de que, a pesar de todas las declaraciones que hace, tiene sentido del humor".

Cuatro horas y media para la prótesis

Para recrear al cantante de 'Amante bandido' y al resto de nombres de su repertorio, Pérez se pasa hasta cuatro horas y media en maquillaje y peluquería. Y casi una más quitándose las prótesis cuando acaba. Pero en el programa también experimenta con una técnica nueva, el 'deepfake', que le transforma digitalmente a él y a la cómica Mónica Chaparro en personajes como Pedro Duque, Fernando Alonso, Elsa Pataky y Rosalía. "Al principio yo era reacio a ver la cara del personaje auténtico con tanto realismo que daba miedo. Pero es una herramienta que, bien utilizada, puede aportar muchísimo. Sobre todo, cuando tu fisonomía no te permite hacer una caracterización con prótesis tan exacta", destaca.

Noticias relacionadas

Raúl Pérez, como Pedro Piqueras, en 'Expediente Pérez'.


/ MOVISTAR+

Licenciado en Ingeniería Técnica de Comunicaciones, profesión que llegó a ejercer durante tres años, Pérez descubrió su vocación actoral bastante tarde, cuando empezó a imitar a los profesores de la carrera en una cena de fin de curso. "De pequeño era bastante tímido, pero muy observador. Quizá de ahí me viene la madera de imitador. Siempre estoy observando la manera de moverse de la gente y cómo se expresan", reconoce el humorista, que se pasa "horas y horas" viendo vídeos de los famosos a los que tiene que clonar para captar sus gestos y su voz. Él lleva ya años viviendo de ello, desde que comenzó su andadura en el 'Anda ya' de Los40 en el que se pasó una década, aunque está convencido de que es algo que forma parte del ADN de los españoles. "Todos llevamos a un imitador dentro, imitamos a algún amigo o a un vecino". Pero seguro que no lo hacemos con la misma precisión que él.