Restricciones en la ficción

Guiones sin besos y con tramas 'covid free'

La pandemia ha logrado lo mismo que el más temible lápiz censor: eliminar todas las escenas que requieren contacto físico

  Manuela Velasco y Unax Ugalde durante el rodaje de ’Amar es para siempre’

Manuela Velasco y Unax Ugalde durante el rodaje de ’Amar es para siempre’ / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

El temor al contagio ha hecho que saltaran por el aire muchos guiones en las series de sobremesa españolas. En 'Com si fos ahir' y 'Servir y proteger', las dos que se desarrollan en un mundo actual (‘Amar es para siempre’ va por finales de los años 70), se decidió que el covid no hiciera acto de presencia en las tramas. “Sería muy transversal y habría que hacer referencias continuas. Además de lo engorroso que sería que la gente entrara a los sitios con mascarillas y se las quitara”, explica Àurea Márquez, una de las protagonistas de la ficción de TV-3. Había otra razón: ofrecer un espacio ‘covid free’. Lo mismo cuenta Alexandra Graf, directora de 'Servir y progeter': “Preferimos hacer un universo paralelo, porque la gente prefiere que no le recordemos que estamos en pandemia”.

Noticias relacionadas

En ‘Amar es para siempre’, serie en la que, como su nombre indica, reina el amor, besos y abrazos desaparecieron. “Y eso que grabábamos los capítulos de desenlace de temporada, que es cuando más se dan. Pero lo hicimos con una elegancia tremenda, dejándole al espectador volar la imaginación. Si una pareja se cogía de la mano y se iban hacia el pasillo, y al día siguiente se les veía desayunando con cara felicidad, ya se intuía. Un lenguaje muy referido”, cuenta Eduardo Casanova, director de la longeva serie de Antena 3. Eso supuso reescribirlos. “Hicimos como Berlanga con la censura. Tuvimos que aguzar el ingenio y cambiar todos los guiones para que no hubiera absolutamente nada de esto”, recuerda.

En la telenovela de policías no solo las escenas de amor eran un riesgo, también las de acción: “Las detenciones también requieren de contacto físico”, señala Graf. Las escenas de grupo también fueron eliminadas. Lo mismo en ‘Com si fos ahir’, serie coral donde las haya. “Cuando la retomamos, ni besos de madre al hijo ni nada. Ya no hablemos de relaciones de pareja ni de sexo. Poco a poco se ha hecho algo. Y en ese caso te preguntan si aceptas hacer esa escena”, desvela. “Te saldría coger a alguien, abrazarle en un momento de alegría, darle la mano para consolarle... y no se puede. Si es muy necesario, se pacta entre los implicados”, añade Velasco. Malos tiempos para el amor. Incluso el de ficción.