TÚ Y YO SOMOS TRES

Qué maravilla, Sanchis cariñoso con Illa

Llegada de Illa a TV-3 y saludo de Sanchis. 

Llegada de Illa a TV-3 y saludo de Sanchis. 

Se lee en minutos

Qué bonito. Qué hermosura. Me pinchan y no saco ni gota de hemoglobina. La entrevista de Vicent Sanchis (TV-3) al jefe de la oposición Salvador Illa ha sido un inesperado prodigio. Amable, risueño, en absoluto crispado, dúctil, respetuoso, cariñoso incluso, ¡ah!, el todavía director de TV-3 nos ha dejado patidifusos.

Ya le noté gestos muy afectuosos cuando pasaron en el 'Telenotícies vespre' la llegada de Illa a TV-3. A pesar de las mascarillas advertimos en Sanchis una dulzura. Parecía que se había tomado un combinado de tila y hierbaluisa, que calma mucho los espasmos agresivos. Esta maravilla allí insinuada, se concretó ampliamente en la entrevista. En el tema del gobierno en la sombra o alternativo, por ejemplo, en ese 'shadow control' que Illa anuncia, esperábamos que Sanchis mordiese mucho. No fue así. «¿Será más efectista que eficiente?» le preguntó con la boca pequeñita. Illa contestó: «Será eficiente, no lo dude». Y Sanchís, como una malva, pasó a otra pregunta. Incluso cuando le planteó –no se pudo reprimir– «¿Qué pasa con la gente que se fue al exilio? ¡El president Puigdemont! ¡No se habla de indultos!», tras formular la pregunta y escuchar la respuesta de Illa («No me gusta usar en estos casos el término exilio. Con todos los respetos le diré que en la vida hay que ser responsable de nuestros actos y asumir sus consecuencias») cuando escuchó la respuesta, les decía, Sanchís se envainó cualquier repregunta. 

Noticias relacionadas

Ante este colosal cambio de registro de Sanchis, solo tengo un pero, y es para Illa. No le reprocho su habitual elegancia discursiva, seriedad, y ausencia de exabruptos. Todo lo contrario. Pero cuando abordaron la refundación de TV-3, Illa no entró a fondo en el asunto. No digo a degüello, que no es su estilo, pero teniendo delante al activista que ha transformado TV-3 en la tele privada de Waterloo y sus fantasmagorías, teniéndole 'face to face', les decía, podía haberle sacado los colores un poquito. Caso de que eso fuera posible.

Esta suavísima entrevista a Illa (más la respetuosísima de Ricard Ustrell a Miquel Iceta esta mañana en 'Planta baixa') demuestra que en Sant Joan Despí comienza un nuevo paradigma. No hay problema: hay todo tipo de disfraces en los fondos de armario de la guardarropía. Decía Rocío Durcal en uno de sus boleros más famosos: “Cómo han cambiado las cosas, las vueltas que da la vida”. Y en TV-3, ya lo verán, rapidísimo.