Tú y yo somos tres

La crítica de Monegal: Manuel Valls, TV-3 y la máquina de guerra por Ferran Monegal

Después de pasarle ese 'sketch' de Polònia en LCI, Valls reconoció que los polacos tenían talento, pero añadió enseguida: "Me detestan por haber impedido que Barcelona cayese en manos independentistas".

Sarcasmo sobre Valls (’Està passant’, TV-3).

Sarcasmo sobre Valls (’Està passant’, TV-3). / El Periódico

Se lee en minutos

Todo político caído sabe que para resucitar y volver a tener algún protagonismo, salir en la tele es imprescindible. Les estoy hablando de Manuel Valls. Ahora que se ha instalado nuevamente en Francia, alguna cadena francesa le entrevista. A mediados de mayo le vi una en LCI , una plataforma del Groupe TF1 que se privatizó en 1987 en favor del potente y arborescente grupo industrial Bouygues. En la franja matinal le entrevistó el acreditado periodista Jean-Michael Aphatie. Pero la entrevista que ha tenido reflejo en Catalunya es la que le hicieron poco después, el pasado 1 de junio, en el programa 'Le 20H' de Darius Rochebin. Ahí le pasaron el 'sketch' que Polònia le ha dedicado, en el que le dibujan despidiéndose del Ayuntamiento de Barcelona, es decir, llevándose un bolígrafo, que es lo único que hay en su mesa de concejal, que está completamente limpia y sin usar. ¡Ah! Es un retrato demoledor pero exactísimo. Su operación Barcelona, que comenzó en 2018, ha sido como un espejismo.

Noticias relacionadas

Después de pasarle ese 'sketch' de Polònia en LCI, Valls reconoció que los polacos tenían talento, pero añadió enseguida: "Me detestan por haber impedido que Barcelona cayese en manos independentistas. Se toman la revancha. TV-3 es una máquina de guerra y de propaganda ideológica. No existe nada parecido en Europa". Este momento televisivo del canal francés LCI fue repescado el otro día en la trinchera humorística del 'Està passant' (TV-3) con un cachondeo muy superlativo. Hombre, la trayectoria de Valls en Barcelona ha sido realmente surrealista. Parece un episodio de 'Los cazafantasmas'. No obstante él considera que ha triunfado al conseguir que la alcaldía no cayese en manos indepes. ¡Ah! Cada uno se consuela como puede.

Aquí lo iridiscente es lo que ha dicho en esa cadena francesa sobre TV-3: que es una máquina de guerra y de propaganda ideológica. No estoy de acuerdo en lo primero. En lo segundo, lo de propaganda ideológica, sí. Yo hubiese añadido: intoxicación y manipulación informativa. Pongamos un ejemplo recentísimo: de la encuesta CEO del otro día, en TV-3 se resaltó que ERC subía. Es verdad. Pero procuraron silenciar, tapar, esconder a la ciudadanía otro dato de esta encuesta: que el 'no' a la independencia subía cuatro puntos por encima del 'sí'. Tiene mérito: hasta manipulan al CEO, que es un organismo de la propia Generalitat de Catalunya.