Serie de Netflix

'La casa de papel' se despide con un cóctel bélico "extremo"

  • La quinta temporada de la serie de Neflix mostrará cómo el atraco en el Banco de España se convertirá en un campo de batalla con la intervención del ejército

  • Miguel Ángel Silvestre y Patrick Criado se unirán al elenco coral formado, entre otros, por Álvaro Morte y Úrsula Corberó

'La casa de papel' se despide con un cóctel bélico "extremo"
3
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Todo tiene un fin, y la lucha sin tregua de los atracadores en el Banco de España de 'La casa de papel' lo tendrá en dos partes: la primera (el volumen 1) se estrenará el 3 de septiembre y la segunda (volumen 2), el 3 de diciembre. Así se dará un respiro al telespectador pasa asimilar tanta acción, tanta adrenalina y las grandes dosis de emoción que desprenderán las nuevas tramas de la quinta temporada de la serie de Álex Pina ('Los Serrano', 'Los hombres de Paco', 'Sky Rojo') que, tras emitirse en Antena 3, ofrece Netflix desde la tercera.

Sus creadores ya avisan que los nuevos capítulos serán lo más parecido a un género bélico extremo, ya que, vista la resistencia de los atracadores, el ejército tendrá que tomar cartas en el asunto. «Se acerca el final del mayor atraco de la historia y lo que empezó siendo un robo ahora se transformará en una guerra», adelanta Netflix.

Según cuenta Álex Pina, su creador: "Cuando empezamos a escribir la parte 5 en plena pandemia, sentimos que debíamos cambiar lo que se esperaba de una temporada y buscamos por todos los medios generar una sensación de final de temporada o final de serie en ese primer volumen". Y para ello se les ocurrió ir a por todas. "Decidimos trabajar en un género bélico extremo y colocar a la banda contra las cuerdas», explica. Más aún. Asimismo, en el volumen 2 se centran más en la emocionalidad de los personajes, un ingrediente básico de la serie. "Es un viaje por su mapa sentimental que nos conecta directamente con la despedida», añade.

¿Y en qué se traduce todo esto? Pues para empezar, en los nuevos capítulos se ve cómo la banda, que lleva más de 100 horas encerrada en el Banco de España, vive con satisfacción haber recuperado por fin a Lisboa, (Itziar Ituño), la exagente de policía convertida en atracadora por amor, a la que en un principio habían dado por muerta, aunque en realidad estaba en manos de la policía. No obstante, todos están muy tocados emocionalmente tras haber perdido a una pieza fundamental de esa extraña familia que forman los atracadores, Nairobi (Alba Flores), brutalmente asesinada al final de la anterior temporada.

’La casa de papel’, quinta temporada.

Además, El Profesor (Álvaro Morte), el atractivo cerebro de la banda, ha sido capturado por la implacable oficial de policía Alicia Sierra (Najwa Nimri) y esta vez no tienen un plan de los suyos para escaparse. Por si esto fuera poco, el atraco al Banco de España, de por sí trepidante y con grandes escenas de tensión entre los atracadores, pasa a convertirse en un campo de batalla cuando la policía, incapaz de poner fin al atraco, da paso al ejército, un poderoso enemigo con el que no contaban.

Nuevas incorporaciones

Se van unos personajes, y entran otros. Además de conocer mejor a Manila, la misteriosa y peleona 'trans' a la que interpreta Belén Cuesta (y que propició críticas por ser una mujer cis la que lo encarna) , en los nuevos nuevos capítulos se incorporan dos actores a los que ya hemos visto hacer de malotes. Y con nota: Miguel Ángel Silvestre ('Narcos', 'Sky Rojo') y Patrick Criado ('Mar de plástico', 'Vivir sin permiso') para dar vida a otros dos, de los que se desconoce su perfil. Aunque, por las declaraciones realizadas por Pina en el medio especializado estadounidense 'EW', en las que decía que para este final se había buscado personajes "cuya inteligencia sea capaz de medirse con la de El Profesor", se podría intuir que serán nuevos enemigos de la banda.

Conexión con el público

Noticias relacionadas

Enemigos de la banda, y de los telespectadores, porque nada más irrumpir en la Casa de la Moneda, el primer objetivo que marcó las dos primeras temporadas, los carismáticos atracadores con originales nombres de ciudad se hicieron con la simpatía del público, algo que Álex Pina, su creador, explica con el hecho de que la serie conecta con esos colectivos "escépticos con los bancos centrales".

"'La casa de papel' es un híbrido de acción y emoción", define. "Hay una conciencia de resistencia, de rebeldía" en la que el público se ve reflejado, "pero si este no se lo pasara bien, si no sintiera lo que sienten los personajes, no funcionaría", asegura. "Se necesita la adrenalina y la emoción para que todo eso conecte", insiste. Y en esta temporada final no faltarán esos ingredientes.