TÚ Y YO SOMOS TRES

Alta cocina familiar: madre, hija y bilis

Rocío Carrasco hablando de su hija (Tele-5).

Rocío Carrasco hablando de su hija (Tele-5).

Se lee en minutos

Manejan con precisión los fuegos de la vitrocerámica televisiva. Saben dirigir las llamas con una maestría indiscutible. Como cocineros de vísceras son imbatibles.

El gran golpe de fuego de ahora mismo ha sido la presencia en plató de Rocío Carrasco. Han detenido un momento su documental de 60 horas de grabación que la cadena va troceando por capítulos, han llamado a Rocío para que se persone en el plató, y le han hecho una entrevista. Una sesión de cuatro horas y pico. A los pocos minutos de sentarse ya le han dicho que tenía que hablar de su hija.

Efectivamente. Ahora interesa impulsar esa bilis que, al parecer, desde hace años entre ellas existe. El sistema Tele 5 es de una escalofriante perfección. Van variando el foco de calor según conviene a su negocio televisivo. Sin escrúpulos. Sin manías. La base para que la cocción funcione bien es tener a todos los ingredientes en nómina. ¡Ah! esa es una jugada de gran maestría. Efectivamente, todos están contratados por Mediaset. O sea, todos al servicio de lo que la cadena necesite para lograr unos índices de audiencia altísimos.

A Rocío Carrasco la tienen en su documental seriado, y entrevistas añadidas. A su hija Rocío Flores la tienen en 'Las mañanas de Ana Rosa', desde donde va contestando a su madre y le dice que no es verdad la historia que explica. A Olga Moreno, la actual esposa de Antonio David Flores -madrastra de Rocío Flores- la tienen también a sueldo en 'Supervientes', un concurso que se realiza en el Caribe pero que en cuanto la cadena necesite más gas en la cocina la van a meter en un avión y la plantarán en los platós de Madrid. ¡Ah! Se habla de víctimas y de verdugos.

Noticias relacionadas

En realidad todos son víctimas de los intereses de negocio del imperio televisivo. Ahora, puntualmente, interesaba que la audiencia se horrorizase mucho con esa turbia relación madre-hija. Detalles escabrosos. Bilis. Tienen experiencia en cocinar este tipo de entrañas de familias. Recuerden el éxito que tuvieron con aquel menú, Kiko Rivera contra su mamá Isabel Pantoja, canibalismo que, por cierto, no ha concluido y que recalentarán cuando crean oportuno.

El negocio de esta entrevista del miércoles se ha cerrado con un saldo de tres millones de clientes de media, con puntas de cinco millones. ¡Ah! Qué ingenuos los de la Super Liga. Dejen el fútbol. El negocio de verdad está en la cocina familiar caníbal.