TÚ Y YO SOMOS TRES

TV-3 se prepara para predicar en Marte

Emoción ante el planeta Marte (’TN migdía’).

Emoción ante el planeta Marte (’TN migdía’).

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

El lanzamiento al espacio del nanosatelite ‘Enxaneta’ ha producido en TV-3 una alegría muy comprensible. Había mucha emoción en los ‘Telenotícies’ del lunes.

Mientras se elevaba el vistoso cohete Soyuz nos contaban que allí dentro se transportaba un ingenio genuinamente catalán. Dicho así, sin completar la información, a los ignorantes como yo nos entró un orgullo muy bonito. Creíamos que los rusos habían preparado su cohete para el ‘nostrat Enxaneta’ en exclusiva.

Luego, viendo otras cadenas, nos enteramos que el Soyuz llevaba un embarque múltiple. Transportaba también otros 37 nanosatélites, de Brasil, Italia, Japón... hasta de Corea del Sur. Hombre, bien mirado, que forme parte de un transporte colectivo no le resta ningún mérito al ‘Enxaneta’. Todo lo contrario. A mi juicio le da más prestigio. No desdice, ni mucho menos, ese lema tan glorioso que ha acuñado la Generalitat, “Catalunya es posa en òrbita!” y que el ‘TN’ nos lo enseñó bordado en la visera de una gorra en CosmoCaixa.

Pero TV-3 es así. Todo le parece poco y siempre le da una manita de pintura a la información para que quede coloreada a su gusto. Eso es como cuando el otro día, en la toma de posesión de Laura Borràs, en el TN vespre nos decían: «Existe la duda de qué ocurriría si se le abre juicio por su caso de presunta mala praxi...». ¡Ahh! No me digan que no es delicioso usar la expresión ‘mala praxi’ para evitar decir presunta prevaricación, fraude, malversación y falsedad documental, que es lo que dice textualmente la investigación del Tribunal Supremo.

Noticias relacionadas

Volviendo al tema del “Catalunya es posa en òrbita”, a mi me ha parecido que donde hubo más excitación fue en el ‘TN migdía’ del lunes. Y no solo por lo del ‘Enxaneta’. Fue sobre todo cuando, ante una hermosa imagen del planeta Marte, nos decían que los Emiratos Árabes Unidos están muy interesados en ir allí. ¡Ah! Esta posibilidad marciana les subyuga. Hasta desplazaron expresamente a Dubai a mi muy apreciado Albert Elfa, para que hiciera una crónica in situ de la posibilidad de colonizar Marte enseguida.

Yo estoy convencido que Vicent Sanchis, ante los cambios de consignas que se avecinan, ha decidido transformarse en astronauta, abrir sede de TV-3 en Marte y predicar el 'procés’ allí. Tendrá éxito. El pueblo marciano seguramente no sabe nada de Catalunya. O sea que en un plisplás les puede construir un relato que dejará flipando a los marcianitos.