Tú y yo somos tres

La boda, la CUP de carabina, y Torra apuñalando

 Laura Borràs y Pere Aragonès, tras casarse en ’Polònia’.

 Laura Borràs y Pere Aragonès, tras casarse en ’Polònia’.

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Han escenificado en 'Polònia' la boda entre Laura Borràs y Pere Aragonès. ¡Ah! Podría parecer un enlace un poco prematuro. Ella ya es presidenta del Parlament, pero él todavía no ha sido investido. No obstante si en TV-3 lo dan por hecho, es que es seguro. Han acertado dibujando esta boda como un enlace de conveniencia. O sea, se casan dos que no se tragan. Pere le decía a Laura: «Me has hecho muy feliz: ahora ya se que nunca serás presidenta de la Generalitat. ¡Hiperventilada!». y Laura le contestaba: «Cuando estoy junto a ti se nota que soy más independentista, más carismática y más alta que tú. ¡Autonomista!». ¡Ah! Como ya vienen demostrando Sánchez e Iglesias cada día, no son ni el amor ni la ternura ni siquiera la sintonía las bases de una coalición de gobierno. Basta con tener hambre de poder, que entre ellos se tengan tirria son gajes del oficio.

A esta boda también ha asistido la CUP. Eulàlia Reguant apareció portando los anillos: dos calamares a la romana de la acreditada industria Congelados La Sirena. Les decía con cara de pocos amigos: «Desde la CUP os estaremos vigilando». O sea, van a seguir a este matrimonio con una carabina. Han estado bien los polacos con este retrato. Pero se han quedado cortos. Faltaba Quim Torra.

Noticias relacionadas

Este ‘expresident’, desde que ha conseguido una gloriosa jubilación, tiene mucho tiempo libre y ahora se entretiene adiestrándose en el arte del lanzamiento de cuchillos. No solo contra Pedro Sánchez, Salvador Illa y otros personajes de 'els altres límits', sinó también contra egregias criaturas de la 'colla'. El domingo 28 de febrero, en el Telenotícies, ya nos dio un anticipo de su habilidad con los puñales cuando el periodista Jordi Eroles le visitó en su confortable balneario Casa Solterra de Girona.

Ahora TV-3 ha vuelto a entrevistarlo –en El Palmar de Troya 'FAQS'– en la Casa dels Canonges. Esta vez las puñaladas han ido contra ERC. A Pere Aragonès y Roger Torrent los dibujó como unos canallas que le escondían información mientras la gente se moría por covid-19. Parece ser que esto es lo que cuenta en su dietario en forma de libro, 'Les hores greus'. O sea que Torra debería haber estado en esa boda, apuñalando a Aragonès a la salida. La entrevista en 'FAQS' fue curiosísima: ni una pregunta sobre Puigdemont. Ni una. ¡Ah! Eso es como entrevistar al muñeco Macario y no preguntarle por José Luis Moreno, su ventrílocuo.

Temas

Quim Torra